Por qué las nubes son blancas y el cielo azul, por Mariano López

Ilustrado con espléndidas fotografías 'Los colores y tú' permite compartir la sabiduría acumulada por Tino Soriano

Mariano López
 | 
Foto: D. R.

Conozco y admiro al fotógrafo Tino Soriano desde hace más de 20 años. Le he visto perseguir la luz en Sudáfrica, explorar la noche en Transilvania, exprimir la belleza del Taj Mahal. Es uno de los mejores fotógrafos de viajes del mundo y ahora acaba de publicar un nuevo, precioso, libro. Se titula Los colores y tú (Anaya, Photoclub) y responde a una idea que Soriano ha ido madurando durante décadas: aportar una visión profunda y a la vez amena de qué son y cómo se perciben los colores, para compartirla con quienes desean mejorar sus fotografías, divertirse cuando miran al mundo con la cámara o, sencillamente, satisfacer una necesidad común: entender la naturaleza de los colores, saber cómo influyen en nuestras emociones, averiguar por qué las nubes son blancas, el cielo es azul y los crepúsculos, anaranjados.

Día de San Patricio en Galway, Irlanda. Fotografía de Tino Soriano. | Tino Soriano

Ilustrado con espléndidas fotografías, cuidadosamente editado, el libro se organiza en tres apartados. La primera parte recoge una breve historia de la fotografía en color y una completa aproximación a la historia de la ciencia que ha precisado la relación entre el ojo, el cerebro, la luz y los objetos. La segunda parte explica anécdotas y obsesiones que acompañan, desde hace siglos, a cada uno de los colores. Del negro, por ejemplo, Soriano explica que fueron los romanos los primeros que lo utilizaron para expresar el luto, al contrario de lo que sostenían los antiguos egipcios, para quienes el negro era un color positivo, optimista y animoso.

El azul es el color preferido por la mayor parte de los seres humanos, mientras que el rojo es el que más utilizamos, desde antiguo, para comunicarnos. El tercer apartado del libro reúne consejos prácticos, entre ellos cómo captar mejor los atardeceres o qué hay qué hacer para disfrutar del efecto mágico de la hora azul. Todo un lujo que permite compartir la sabiduría acumulada por un maestro de la fotografía que sabe cómo tocar las teclas de los colores para que vibren en nuestra alma, un arte al que ahora podemos acercarnos con Los colores y tú.