Navarra ofrece rutas para seguir el rastro de los caballeros medievales

Navarra inaugura cuatro itinerarios, agrupados bajo el lema las "Rutas de los Castillos", que recorren enclaves emblemáticos de la historia de una comunidad que, en 2012, también conmemora dos importantes efemérides: la batalla de las Navas de Tolosa (1212) y su incorporación a la corona de Castilla (1512).

Pablo Fernández

Gracias a una iniciativa turística del Gobierno navarro, los amantes de la historia pueden recorrer las grandes fortalezas de la comunidad foral como si de caballeros medievales se tratara. Bajo el lema Rutas de los Castillos se agrupan cuatro itinerarios que recorren los principales enclaves artísticos e históricos de la región. La puesta en marcha de esta iniciativa, que tiene como fin divulgar el patrimonio de Navarra, coincide con dos importantes efemérides: la batalla de las Navas de Tolosa (1212), en la que tuvo una importante participación Sancho VII de Navarra, conocido como El Fuerte; y la incorporación de Navarra a la corona de Castilla en 1512. Con motivo de este doble aniversario, y bajo el título de Navarra 1212-1512-2012, se programarán a lo largo del año exposiciones, publicaciones y conferencias.

Los rutas turísticas propuestas se agrupan en cuatro áreas: en torno a la zona de los Pirineos; Pamplona y su comarca; la zona media; y La Ribera. Esta iniciativa ha permitido recuperar algunos edificios emblemáticos tras arduos procesos de rehabilitación. Uno de ellos es el Castillo de Marcilla, declarado Bien de Interés Cultural. Construido en 1420, este palacio y fortaleza fue uno de los pocos baluartes que se libró de la destrucción ordenada por el cardenal Cisneros tras la conquista de Castilla. Una vez concluidos los últimos arreglos, la apertura al público se realizará durante la primavera.

Otro conjunto arquitectónico rehabilitado para la ocasión es Santa María de Ujué, que alberga algunos de los mejores ejemplos del arte románico y gótico de toda Navarra. Finalmente, tras diez años de intensa restauración, se ha concluido su recuperación. El punto de información se ha ubicado en la antigua casa abacial, de estilo gótico, construida por mandato del rey Carlos II.

San Pedro de la Rúa, de Estella, también ha sido remozada para que los visitantes puedan disfrutar de este precioso enclave del Camino de Santiago. Desde lo alto de la ciudad, esta magnífica iglesia románica posee en su claustro uno de los conjuntos escultóricos más interesantes del románico en España. Las Rutas de los Castillos ponen de relieve la gran cantidad de fortalezas existentes en Navarra. Aunque en la actualidad pueden contemplarse más de una veintena, durante la Edad Media la cifra llegó a superar la centena. Su función primordial fue protegerse de las incursiones musulmanes, durante el reinado de Al-Andalus y, posteriormente, como protección durante la guerra con Castilla y las múltiples luchas internas entre beamonteses y agramontes.

A través de esta rutas, que visitan parajes tan populares y emblemáticos como Olite, el fuerte de Amaiur y el Castillo de Javier, los turistas puede descubrir parte de la historia de la comunidad foral. No obstante, no hace falta ponerse armadura y lanzarse a la aventura, tan solo es suficiente seguir las indicaciones del GPS.