La NASA inventa ‘PULSE’: el dispositivo que evita que nos toquemos la cara

Y nos dejan todas las instrucciones para que podamos fabricarlo en casa y, si somos capaces de mejorarlo, de distribuirlo con un único objetivo: terminar con la covid-19.

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: Lisa Harbottle

Vivimos en tiempos revueltos, la covid-19 ha cambiado nuestra forma de vivir, de ir al supermercado, de usar el transporte público e incluso de caminar por la calle. Ahora, las sonrisas se intuyen a través de las mascarillas y el contacto más cercano es a través de una pantalla.

Nos hemos sumergido, sin darnos cuenta, en la época de las limitaciones y la distancia social para luchar, unidos, por un asunto mucho mayor: evitar la propagación de un virus que ya se ha cobrado miles y miles de muertes.

NASA/JPL-Caltech

Por eso, todo es poco si se trata de evitarlo, y la NASA lo sabe. Por eso han fabricado PULSE, un dispositivo portátil impreso en 3D que vibra cuando la mano de una persona se acerca a su cara.

De esta forma, se pueden evitar posibles infecciones: ya que una de las recomendaciones es no tocarnos la cara (y sabemos que es muy complicado, porque lo hacemos inconscientemente), úniendose así a los esfuerzos por parar un virus y en el que todo vale.

NASA/JPL-Caltech

¿Dónde puedo conseguirlo?

Te sorprenderá, pero puedes incluso fabricarlo en casa, ya que como cuentan desde la NASA “es una tecnología simple y asequible que cualquiera puede reproducir fácilmente” y destacan que “no importa el nivel de experiencia del usuario”.

Lisa Harbottle

Por eso, facilitan el trabajo a particulares y empresas dando una lista detallada de las piezas, archivos STL e instrucciones de ensamblaje necesarias y que están disponibles para todo el mundo como código abierto.

Así, pretenden que cualquier persona sea capaz de mejorar PULSE y que, libremente, lo distribuyan con un solo objetivo: hacer todo lo posible para parar un virus que nos ha cambiado para siempre.

NASA/JPL-Caltech