Un mural contra la guerra en Ucrania... en las calles de Valencia

La intervención es obra del artista Escif y critica los intereses económicos tras los conflictos armados

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: Brillo y Sabor estudio

La crítica a la guerra entre Ucrania y Rusia llega a las calles de Valencia en forma de mural. Se trata de un intervención artística por parte del artista urbano Escif en colaboración con el Centre Delàs d’Estudis per la Pau, y pone el foco en el componente económico que hay detrás de todas las guerras: los intereses económicos de la industria militar en este clima de conflictividad y violencia armada.

Mural de Escif en Valencia | Brillo y Sabor estudio

Así, con su enorme obra mural en la Avenida Campanar, Escif critica cómo la guerra recibe el apoyo económico de gobiernos y entidades financieras, pues los primeros dedican grandes partidas presupuestarias año tras año a adquirir armamentos y autorizan transferencias de armas a otros países. Y la gran mayoría de los bancos, por su parte, financian de varias maneras la producción de armamento.

Mural de Escif en Valencia | Brillo y Sabor estudio

Según cuenta el artista valenciano, “siempre hay quién se lucra de conflictos como el que estamos viendo en Ucrania”, mientras que la entidad pacifista apunta cómo “en la última semana, desde que comenzó la invasión rusa a Ucrania, hemos visto subir la cotización en bolsa de las grandes empresas de armamento, localizadas casi en su totalidad en países del norte”.

El arte y la cultura, las otras víctimas de la guerra en Ucrania

El mural, que ha sido pintado durante los últimos tres días de febrero cerca del antiguo hospital de la Fe de València, tiene como figura central una enorme nube de humo como la que podría generar un bombardeo en un contexto bélico, y en sus márgenes se puede leer la frase “la guerra comienza aquí”.

Mural de Escif en Valencia | Brillo y Sabor estudio

A los pies de la pieza, alimentando esa humareda, encontramos un billete en llamas que, según apuntan los responsables del mural, puede también interpelar a nivel individual, pues como vienen demostrando investigaciones del Centre Delàs, la financiación de ejércitos y armamento cada vez más sofisticados requiere de los impuestos que pagan los contribuyentes y de los depósitos bancarios.