Morella, la joya medieval del Mediterráneo

Con catorce torres, seis portales y casi dos kilómetros de murallas, esta localidad forma parte de la lista de los Pueblos Más Bonitos de España

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: ISTOCK

 

Morella, situada en el extremo norte de la Comunidad Valencia, en la provincia de Castellón, es una ciudad medieval de poco más de 2.500 habitantes. Sus catorce torres, seis portales y casi dos kilómetros de murallas -construidas en el siglo XIV y coronadas por un robusto castillo a más de mil metros de altura- la convierten en uno de los lugares más bellos del país.

A decir verdad, forma parte de la asociación Los Pueblos más Bonitos de España, una red a la que ya pertenecen 57 enclaves y que tiene por objetivo el promocionar las zonas rurales y pequeños municipios de menos de 15.000 habitantes. Para muchos adentrarse en Morella, es sumergirse en un sinfín de calles estrechas, plazas porticadas y casas solariegas repletas de magia. Por la noche, el lugar cobra todavía más encanto con una cuidada iluminación.

Los enclaves principales de Morella pasan por su castillo, las Torres de San Miguel, el acueducto romano y otros puntos de interés. 

El Castillo

El Castillo de Morella es una de las fortalezas militares más imponentes del Mediterráneo. Declarado Monumento Histórico-Artístico por el Decreto del 3 de junio de 1931 y construido aprovechando la roca natural, debe su importancia y encanto a su posición privilegiada. Una excelente ubicación desde la que podrás volar por el cielo de Morella.

Su cumbre ofrece espectaculares vistas de las cadenas montañosas vecinas y de las casas morellanas de tejados rojizos, ubicadas a los pies del castillo. Los interesados podrán adquirir una entrada conjunta al Castillo y al convento de San Francisco por 3,5 euros.

ISTOCK

Las Torres de San Miguel

Estas torres gemelas de base octagonal y cuatro plantas construidas en el siglo XIV, son la puerta principal de Morella. Desde lo alto de ellas se pueden contemplar unas vistas impresionantes de la ciudad medieval y de los pueblos colindantes. Por tan solo 1,5 euros por persona, podrás conocer el patrimonio de Morella desde este enclave privilegiado. La visita está acompañada de distintos paneles informativos y de un video.

ISTOCK

Acueducto romano

El Acueducto de Morella o Séquia Reial es una infraestructura hidráulica de estilo gótico que permitía llevar el agua de la fuente de Vinatxos hasta la plaza de La Font. En 1315, Jaume II autorizó al Consell de Morella construir este acueducto. En 1338 se hicieron la sucesión de arcos y en 1359 se consiguió que el agua llegase a su destino.

En la actualidad, existen dos tramos de arcos, que todavía se mantienen en pie: La Pedrera y Santa Llúcia. Ambos conservan el encanto de antaño.

La Basílica Arciprestal Santa María de Mayor

Esta basílica, situada en la Plaza de Benedicto XV, es uno de los templos góticos más bellos del Mediterráneo. Su fachada reúne dos puertas la de las Vírgenes y la de los Apóstoles. En su interior destaca un altar de estilo churrigueresco y un órgano barroco construido por Turull en el siglo XVIII. Cada año, en Agosto, la ciudad acoge un festival internacional de música clásica (Early Music Morella) que tiene como principal protagonista este órgano de 3.000 tubos.   

 Las entradas para visitar la basílica están disponibles desde 2,50 euros. Pero, existen descuentos a menores de 25, jubilados y niños.

ISTOCK

Pinturas rupestres

Declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, se sitúan a unos 6 kilómetros del centro de Morella, en la masía de Morella la Vella, cuna de los primeros pobladores de estas tierras. Estas pinturas rupestres presentan principalmente escenas de caza.

Este año, con motivo del centenario de su hallazgo, la ciudad prepara un programa de actividades para recuperar y promover este enclave. Se pueden visitar con un guía los sábados de 11h-13h y 16h-18h y los domingos de 11h-13h.

// Outbrain