Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones venden su espectacular mansión en Mallorca por 29 millones

La pareja de actores ha decidido poner a la venta Villa S'Estaca, la impresionante casa mallorquina situada entre la Sierra Tramontana y el Mediterráneo, concretamente entre el puerto de Valldemossa y el pueblo de Deia. La inmobiliaria de viviendas de lujo  Engel & Völkers la vende a través de la web por la friolera de 28,9 millones de euros.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Engel & Völkers
Engel & Völkers

Michael Douglas compró S'Estaca en 1990 y según él mismo señala, "ha pasado maravillosos momentos" allí junto a su mujer, Catherine Zeta-Jones, sus hijos y los numerosos amigos que les han visitados, algunos tan famosos como Tom Cruise y Nicole Kidman o Michelle Pfeiffer.  La casa, una imponente mansión de estilo mediterráneo, fue antes propiedad del archiduque Ludwing Salvador de Austria, primo de la Emperatriz Sisi, cuya familia se hizo con ella en 1878.

Engel & Völkers

El actor americano fue, de hecho, una de las primeras celebrities internacionales que eligió España para tener su residencia de verano, poniendo de moda la isla de Mallorca en el mundo entero.

S'Estaca tiene 6 edificios distintos repartidos por sus 77 hectáreas de terreno. Esto incluye el antiguo edificio principal, casas de invitados, un estudio de artista, casa con gimnasio y zona de masajes...todo ello de estilo marroquí y mediterráneo.

Engel & Völkers

La mansión se renovó después de que Douglas la comprara, respetando su encanto histórico pero dotándola de todas las comodidades y lujos. El edificio principal tiene una bodega, varias terrazas, un antiguo baño realizado íntegramente de mármol y varias habitaciones-vestidores. Las mejores vistas sobre el mar se obtienen desde la suite del dormitorio principal, que ofrece una panorámica única del Mediterráneo.

Engel & Völkers

La casa tiene un total de 10 habitaciones y puede alojar hasta 20 invitados en dos casas de invitados, una de estilo marroquí y otra de estilo toscano.

La zona exterior es lo más bonito: un jardín mediterráneo con palmeras, almendros, árboles frutales y olivos además de numerosas viñas que pueden ser disfrutados desde las numerosas terrazas de la propiedad. Según el texto de la inmobiliaria "Otros puntos destacados incluyen una gruta de natación artísticamente incrustada en la piscina de mármol y un pabellón de estilo morisco, que es el lugar de encuentro ideal para agradables veladas o para tomar un aperitivo con los amigos"

Engel & Völkers

Y por supuesto, también cuenta con puerto privado y terraza desde el que, según la web de  Engel & Völkers, se pueden realizar "cenas románticas o disfrutar de los increíbles atardeceres de las Baleares".

Todo por el "módico" precio de 29 millones de euros.