El mapa de los países ‘gay friendly’… y los más peligrosos para el colectivo LGTBI

Seis países alrededor del mundo condenan con la pena de muerte a las personas homosexuales. Mientras que solo 11 países reconocen en su Constitución los derechos relacionados con la orientación sexual. España, a pesar de no reconocer en la Constitución la orientación sexual, sigue siendo uno de los oasis mundiales en la protección de los derechos fundamentales del colectivo. Sin ir más lejos, hoy llega al Consejo de Ministros la nueva Ley Trans

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: Ilga World ©

Desde el pasado 28 de junio, Día Nacional del Orgullo LGTBI, las calles se han vuelto a llenar de arcoíris que anuncian la llegada de las festividades mas esperadas para el colectivo. Unas celebraciones que, en Madrid, el epicentro nacional de estas fiestas, dan comienzo el día 30 de junio con su esperado pregón que correrá a cargo de Supremme Deluxe.

Pero el cúlmen de esta semana no llegará hasta el 3 de julio, cuando miles de personas recorran las calles de Madrid en la Manifestación del Orgullo 2021. Este año de una forma diferente debido a la situación sanitaria. "Se renuncia a las carrozas y se apostará por una acción reivindicativa que respete las medidas de seguridad, la distancia social y el uso de la mascarilla, como forma de pedir responsabilidad a la ciudadanía que quiera apoyar la igualdad del colectivo LGTBI”, como ha declarado la presidenta de COGAM, Carmen García de Merlo.

Las calles de Madrid se llenan con las banderas del orgullo LGTBI | Sami Auvinen / ISTOCK

¿Es necesario celebrar el Orgullo LGTBI alrededor del mundo? Solo hay una respuesta válida para esta pregunta: sí. Así lo demuestran los datos recopilados por ILGA World, que ha “profundizado en la legislación que afecta a la comunidad LGBTBIQ+ en función de su orientación sexual en todo el mundo”. Y es así como nace el mapa de los países más y menos gay friendly de todo el planeta desde un punto de vista jurídico.

Ilga World ©

El informe vigila “las formas en que las personas se ven afectadas por leyes que hacen referencia a la orientación sexual”, y no abarca "las cuestiones jurídicas relacionadas con la identidad de género, la expresión de género o las características sexuales”, como detallan en su estudio publicado en diciembre de 2020. En conclusión, este informe se centra casi exclusivamente en la ley.

España, a un paso de la protección constitucional de los derechos LGTBI

A pesar de que internacionalmente España es considerado como un ejemplo de tolerancia, nuestras leyes no amparan completamente los derechos del colectivo. Es por eso que España queda fuera de los categorizados con protección constitucional.

¿Por qué? Porque en su constitución, concretamente en el artículo 14, no se menciona expresamente la diversidad sexual y de género. Esto genera cierta desprotección frente a hipotéticos gobiernos radicalmente conservadores, puesto que deja más margen para la interpretación.

La Puerta de Alcalá se ilumina con los colores del Orgullo | Javitouh / ISTOCK

Para que lo entendamos, el Artículo 14 de la Constitución apunta que “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”

Mientras que este artículo refiere expresamente el nacimiento, la raza, el sexo y la religión como motivos de discriminación, la Constitución obvia nombrar la diversidad sexual y de género y la subsume en otros motivos que no se mencionan específicamente.

Con todo, aunque España no esté pintada en azul oscuro (el mayor nivel de protección), si se encuentra entre los 10 países del mundo más gay friendly y que más protección y derechos concede al colectivo LGTBIQ+, reflejados en numerosas normas de nuestro corpus legal.

serts / ISTOCK

Europa, uno de los oasis mundiales de protección LGTBI

A pesar de que España es uno de los 10 países más gay friendly del mundo, según su legislación, no es uno de los más avanzados. En Europa hay tres países que han conseguido sellar en su constitución la protección a los derechos del colectivo. Concretamente son Suecia, San Marino y Portugal, que se conforman como los tres lugares de Europa en los que la ley más protege al colectivo LGTBI.

Por otra parte, las que concentran los menores índices de protección frente al colectivo LGTBI en Europa son Polonia, Suiza, Italia, Grecia, Letonia, Ucrania y Moldavia. Estos países no logran acercarse a la protección amplia de los derechos fundamentales, quedando relegados al tercer puesto de protección contra la discriminación por orientación sexual: solo se encuentra una protección en el empleo.

serts / ISTOCK

Y es que, a pesar de que suene dispar, en países como Italia aún no es legal contraer matrimonio con una persona del mismo sexo. El último avance sobre este tema en el país ocurrió en 2016, cuando se permitió la Unión Civil de dos personas del mismo sexo, pero a las que todavía hoy se les prohíbe la adopción y el matrimonio como tal.

África y Asia, los continentes con menor protección para el colectivo

África es, sin duda, el continente que menos ha avanzado en la protección del colectivo. De hecho en algunos países como Sudán, Kenia, Malaui o Zambia se condena a las personas homosexuales a una pena de prisión que abarca desde los 10 años a la cadena perpetua. Peor es la situación en Irán, Afganistán, Pakistán o Somalia, en la que la homosexualidad, bisexualidad o transexualidad está penada con la muerte.

Manifestación del Orgullo en Delhi, India | SoumenNath / ISTOCK

Pero en África encontramos dos oasis en cuanto a protección de los derechos LGTBI. Son Sudáfrica, con un nivel de protección constitucional contra la discriminación por orientación sexual, y Angola, que se situaría en el mismo nivel de protección que España

Datos generales

Seis países alrededor del mundo condenan con la muerte los actos sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo. Otros 27 lo condenan con penas que rondan entre los 10 años de prisión y la cadena perpetua. Al menos 30 tienen penas de 8 años de prisión, mientas que otros 2 los criminalizan de facto. O lo que es lo mismo: 63 países alrededor del mundo siguen pensando que la orientación sexual es un delito.

Hay 43 países alrededor del mundo que no protegen ni criminalizan la orientación sexual, quedando en un limbo jurídico y democrático en el que no se acepta el matrimonio, ni la unión civil ni se otorgan derechos.

Solo 11 países alrededor de todo el mundo tienen una protección constitucional plena, 57 una protección amplia (como es el caso de España), y 81 países que protegen a las personas del colectivo LGTBI frente al empleo, aunque no frente al matrimonio o ante la adopción.