Mapa literario para visitar el territorio maya

El fin de ciclo en el calendario maya ha despertado el interés hacia esta cultura mesoamericana de rica mitología. La abundante bibliografía sobre el tema ayuda a comprender cuáles son los mitos de creación y muerte de este pueblo.

Pablo Fernández

A principios del siglo XVIII, el cordobés fray Francisco Ximénez encontró en Guatemala un manuscrito que recogía las tradiciones del pueblo quitché. La traducción del fraile, que se conserva en la Newberry Library de Chicago, describe los momentos previos a la aparición de la vida según el pueblo mesoamericano: "No había nada que estuviera en pie, sólo el agua en reposo, el mar apacible, solo y tranquilo. No había nada dotado de existencia, no había cosa que tuviera ser. Solamente había inmovilidad y silencio en la oscuridad, en la noche". Conocido como Popol Vuh, esta obra es la principal fuente de mitología americana.

Uno de los grandes avances mayas fue el desarrollo del calendario. El más popular es el conocido como Cuenta larga, un calendario no repetitivo -esto es, que no se suceden ciclos de meses o días-, que tiene como fecha de inicio el 11 de agosto del 3114 a.C. Tras 5.125 años en funcionamiento, este calendario llega a su última página el 21 de diciembre 2012, dato que ha llevado a los más catastrofistas a presagiar consecuencias funestas. ¿Qué sucederá el día después? Más allá de esta anécdota, el mundo maya tiene suficiente interés como para despertar la curiosidad del lector.

El Popol Vuh cuenta con una excelente edición crítica a cargo de Miguel Rivera Dorado. En edición de bolsillo es posible encontrar dos libros introductorios a la sociedad y cultura maya: Mitos y literatura maya, de José Alcina Franch, y Los antiguos mayas, de Alberto Ruz Lhuillier. Los viajeros que descubran in situ las construcciones mayas del sureste de México y América Central tienen a su disposición una guía temática: Mundo Maya, publicado por Anaya Touring.

Entre los relatos de antiguos viajeros a estas tierras son recomendables dos: La relación de cosas del Yucatán, escrita por el español Diego de Landa en 1566, e Incidentes de viaje en Yucatán, obra del estadounidense John Lloyd Stephens (1805-1852). Como rareza cabe destacar Ah Puch está aquí (1979), un inclasificable texto escrito por William S. Burroughs e ilustrado por Malcom McNeill. El autor de El almuerzo desnudo reflexiona en esta obra sobre el tiempo, el poder y la corrupción de nuestro tiempo, tomando como inspiración al dios maya de la muerte, Ah Puch. En el prólogo, Burroughs establece la conexión entre la actualidad y el mundo maya, una lectura que cobra especial relevancia en una época que espera el fin del mundo: "Los códices mayas son, sin duda, libros sobre los difuntos, esto es, indicaciones para viajar en el tiempo".
Lecturas para el avión: el final de una exitosa saga

Tras En el país de la nube blanca y La canción de los maoríes, Sarah Lark concluye su exitosa saga ambientada en la Nueva Zelanda de principios de siglo XX. Esta tercera novela remata la historia de Gloria y Lilian, dos jovencitas que embarcan rumbo a Nueva Zelanda en un puerto británico en 1852 para concretar su matrimonio concertado. Con esta trilogía, la escritora que se oculta tras el seudónimo de Sarah Lark ha vendido 2.500.000 ejemplares en Alemania, su país natal. Lark vive en un cortijo de Mojácar, donde disfruta de los caballos, su otra gran pasión.

Título: Grito de la Tierra
Autor: Sarah Lark
Edita: Ediciones B
Precio: 21,50 €