Mandragore: la torre de Nueva York que lucha contra el cambio climático

Es un nuevo diseño del gabinete de arquitectura Rescubika Creations, que pretenden revolucionar la arquitectura con este edificio de apartamentos de gran altura ubicado en el corazón de la Isla Roosvelt, en Nueva York.

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: Rescubika Creations

La mandrágora, de la que se inspira el nombre de esta nueva creación, es una planta cuya forma antropomórfica nos lleva a una vaga apariencia humana a través de sus ramificaciones, que nos hacen imaginar un tronco y unas patas.

Esta planta, históricamente, ha estado rodeada de muchas leyendas, atribuyéndole en la antigüedad virtudes mágicas extraordinarias. Y así es como este proyecto, al igual que la mandrágora, es una evolución de la silueta humana, de un movimiento que es sinónimo de vida.

Rescubika Creations

Un sinónimo de vida que, desde Rescubika Creations, relacionan con la forma que tenemos de vivir en nuestro planeta, recordándonos que debemos preservar nuestro entorno para vivir en una completa simbiosis con la naturaleza.

De esta forma, y siguiendo esa línea, este edificio ha sido diseñado para ser un gran sumidero de carbono que pueda atrapar un gran volumen de estas emisiones perjudiciales para la salud y, sobre todo, para nuestro planeta.

Rescubika Creations

¿Cómo funcionaría este sumidero de carbono?

Explican, desde el estudio de arquitectura, que en un sentido amplio un sumidero de carbono “es un depósito que absorbe el carbono que circula en la biosfera”, para más tarde “quedar atrapado en la materia viva y posteriormente ‘secuestrado’ en la materia orgánica’.

Estos sumideros de carbono, según ellos, juegan un papel clave en la lucha contra el efecto invernadero. Y más si se quiere alcanzar una neutralidad de carbono para 2050, un ambicioso objetivo que necesita de propuestas de este tipo.

Rescubika Creations

Este ‘edificio mandragora’ implementaría varias medidas que pueden descarbonizar, como el uso de energías pasivas. Estas energías son las que se basan en el intercambio de calor aire-tierra, con el objetivo de clentar el aire nuevo en invierno y calentarlo en verano.

Otra de las propuestas es, en este edificio aplicar métodos de producción más sobrios. Como el teletrabajo, que es la actividad profesional que se hace de forma remota oponiéndose al trabajo en las instalaciones del empleador. Así, cada apartamento dispondrá de una habitación que tendrá todas las comodidades para servir de despacho.

Rescubika Creations

La sobriedad energética, como explican, es un concepto destinado a reducir el consumo de energía mediante cambios en nuestros estilos de vida, y eso empieza por las transformaciones sociales, como puede ser el teletrabajo.

Este proyecto, que está enfocado a la “ciudad del mañana” contaría además con una gran cantidad de plantas y arbustos en su interior, donde el carbono queda atrapado.

Rescubika Creations

Así, de esta forma y con estas iniciativas, igual en 2050 seremos capaces de tener una mínima huella de carbono que nos permita seguir viviendo con total libertad en nuestro planeta.