El Louvre estrena en Abu Dhabi

La capital de los Emiratos Árabes ha decidido apostar fuerte por la cultura con la inauguración de su museo más internacional.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Louvre Abu Dhabi

El Emirato de Abu Dhabi, situado en la península Arábiga, lleva años desafiando a la arquitectura y a la ingeniería con construcciones de la talla del Capital Gate, la torre más inclinada del mundo; la Mezquita Sheikh Zayed, de 12 hectáreas y con una capacidad para 40.000 creyentes al mismo tiempo; o los rascacielos Eithad, con espectaculares vistas aéreas del Golfo Pérsico. Su última gran edificación es un complejo de 24.000m² que hace las veces de museo y de auditorio. Se trata de una nueva sede del museo del Louvre, toda una apuesta por la cultura y la educación.

Recientemente inaugurada, la pinacoteca ha sido diseñada por el arquitecto francés Jean Nouvel y custodia una colección de 600 obras de arte, la mitad de su propiedad y el resto cedidas por 13 grandes museos. Todas ellas rinden un homenaje a la Historia Universal y son un puente de unión entre Occidente y Oriente.

En un paseo por el Louvre de Abu Dhabi los visitantes podrán realizar un viaje cronológico desde la Prehistoria hasta la actualidad en 12 espacios, que incluyen el nacimiento de los primeros pueblos, las religiones, la cosmografía, y el mundo moderno.

Entre sus piezas estrella se encuentra una estatua del rey egipcio Ramsés II (1279-1213 a. c); la Cabeza de Buda (534-550 d. c); páginas del Corán Azul (880 d. c); La Belle Ferronniére  de Leonardo Da Vinci (1490 d. c.), un autorretrato de Vicent Van Gogh (1887 d. c), o La fuente de luz de Ai Weiwie (2016).

La estructura del proyecto está inspirada  en la tradición y la cultura de emiratos, combinando el color blanco, las formas geométricas árabes y la estrechez de las calles de los zocos, bajo la sombra de un oasis de palmeras, representada por una cúpula de 180 metros de diámetro y 7.500 toneladas, que permite filtrar la luz natural e interactúa con la posición de sol.