Los viajeros piden aeropuertos "sin estrés" y con identidad propia

Los aeropuertos deberán adoptar nuevos modelos operativos para satisfacer las demandas de los consumidores e impulsar los ingresos no procedentes de la aviación. Un estudio hecho público por Amadeus identifica además el concepto de "aeropuerto sin estrés" como la principal prioridad para los viajeros.

L. Uribarri

En 2025 los aeropuertos se reinventarán con nuevos modelos operativos que impulsarán los ingresos más allá de las tradicionales aportaciones por aviación, según un informe hecho público por Amadeus, compañía de provisión de soluciones tecnológicas y procesamiento de transacciones para el sector de viajes y turismo. Bajo el título Reinventing the Airport Ecosystem (La reinvención del concepto de aeropuerto), el estudio identifica lasfrustraciones de los usuarios en su experiencia aeroportuaria y describe cómo se reinventarán para hacer frente a los nuevos desafíos. Indica para los próximos veinte años un cambio drástico en el sector a medida que los agentes que en él participan aceleran la búsqueda de nuevas fuentes de ingresos como la distribución comercial, la restauración, el ocio y el sector inmobiliario. Independientemente del modelo que adopten los aeropuertos, las nuevas tecnologías derivarán en un entorno aeroportuario más inteligente, intensivo en datos, rico en conocimientos, adaptativo y con mayor capacidad de respuesta, que reportará grandes beneficios a los viajeros.

El informe identifica el concepto de aeropuerto sin estrés como la principal prioridad para los viajeros: un 72% de los encuestados afirmó que la actual experiencia de viaje, desde la facturación al embarque, resulta poco eficiente. Por otra parte, un 69% señaló la necesidad demejorar los procesos de seguridad. Además, los pasajeros esperan que los aeropuertos tengan unaidentidad propia que refleje la cultura local e integre el aeropuerto de destino y el vuelo en la experiencia global de viaje (81%). Muchos desean poder controlar toda la experiencia aeroportuaria a través de sus teléfonos móviles para navegar a través de los puntos clave de contacto (63%), utilizar las tarjetas de viajero frecuente como tarjetas de embarque (59%), utilizar etiquetas de equipaje electrónicas (57%) y que los aeropuertos automaticen sus procesos en acciones como depositar el equipaje (48%).

Las redes sociales se consideran asimismo una herramienta vital para el intercambio de ideas, información e impresiones en tiempo real con los viajeros durante su estancia en el aeropuerto. Estos quieren que se atiendan sus ideas de mejora (69%), recibir información importante (66%), compartir impresiones en tiempo real (53%) y ser recompensados como viajeros/consumidores frecuentes (51%).

Los cinco modelos de nuevo aeropuerto

Mini-ciudad. Una ciudad en miniatura, autosuficiente, con espacios comerciales, de ocio y restauración, orientado a los entornos de trabajo y con hoteles. Algunos cultivarían sus propios alimentos y generarían internamente la energía necesaria.

Extensión del destino. El aeropuerto está integrado en su ciudad, con lo mejor de la cultura, la historia y la gastronomía del lugar que representa.

Centro comercial. Con infraestructuras de compra, ocio y entretenimiento de calidad igual o superior a las de las ciudades de destino. Disponibles también para clientes que no vayan a volar.

Zona de tránsito. El pasajero realiza de forma remota casi todos los procesos que hoy tienen lugar en el aeropuerto.

Estación de autobuses. Un entorno en el que priman la velocidad y eficiencia.

Un español inventa la maleta que te sigue a todas partes

Es posible que dentro de poco los aeropuertos se llenen de maletas que persigan a sus dueños por las terminales. Si la distancia entre dueño y maleta crece demasiado, la maleta se bloquea y el dueño es avisado por su móvil. La aplicación permite saber, por ejemplo, si la maleta embarcó en el avión adecuado. El invento ha sido diseñado por Rodrigo García, estudiante de la Universidad Politécnica, y se llama Hop!. Este estudiante español ha presentado su creación al James Dyson Award, que premia a los jóvenes estudiantes y licenciados en diseño e ingeniería y cuyo ganador se dará a conocer el próximo 8 de noviembre.