Los piratas desembarcan en Hawái

El equipo de producción de la última entrega de la exitosa saga "Piratas del Caribe" ha encontrado a orillas del Océano Pacífico, concretamente en las playas, junglas y montañas del archipiélago de Hawái, los escenarios perfectos para que el capitán Jack Sparrow se lance a la búsqueda de la legendaria Fuente de la Juventud.

B. Iznájar
Paisajes tan idílicos que parecieran de otro mundo. Ese era el objetivo que buscaba el equipo de producción de Piratas del Caribe 4 (2011). Y los encontraron no en el Caribe, el mar habitual de las aventuras de piratas, sino en el Océano Pacífico, en las selvas, playas y montañas de Kauai y Oahu, que junto con otras seis islas forman el archipiélago de Hawái. En su afán por colocar las cámaras 3D en los epicentros de Kauai, el primer día fueron a parar a la playa Honupu, un lugar casi inaccesible, rodeado de acantilados, que solo dejó que llegara el capitán Jack Sparrow gracias a que utilizaron un helicóptero. Los actores principales y el director viajaron por el aire, al mismo tiempo que un rosario de técnicos les seguía a bordo de motos de agua y lanchas neumáticas, únicos medios para apreciar los encantos de la Costa Na Pali, el prodigioso parque nacional del litoral noreste.Las sendas que trazaba el guión en busca de la anhelada Fuente de la Juventud les condujo hacia la costa norte, a territorios de la cueva Blue Room, un capricho rocoso al que se llega a pie y cuyas aguas dulces juegan con la luz del sol para crear un hermoso color azul que los hawaianos veneran como un lugar sagrado. Para rodar una de las escenas más relevantes de los corsarios en Mareas Misteriosas se trasladaron a la cercana playa Ke'e y la naturaleza les regaló un asombroso atardecer. Las espadas de atrezzo y los cocos sirvieron banquetes de energética leche que restablecía las fuerzas para atravesar junglas de bambú, ríos y acantilados contenidos en parajes como el Jardín Botánico Tropical, la Grove Farm o Valley House, destinos imprescindibles para vacaciones con sabor a aventura. Tras abandonar la Garden Island hawaiana, bogaron rumbo a Oahu, conocida como The Gathering Place, lugar del encuentro con el Queen Ann's Revenge, atracado muy cerca de la lujosa zona turística de Ko Olina, que ya desplaza a los centros tradicionales de Waikiki y Honolulu. Muy cerca de allí está la playa Halona Cove, lugar donde se produce el ataque de las sirenas a los piratas de Whitecap Bay. Seguramente era la primera vez en la historia del cine en la que piratas y sirenas cruzaban sus historias en el Pacífico.
De Puerto Rico al centro de Londres
No todos los enclaves de Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas se localizaron en Hawái. En el corazón del Caribe, en Puerto Rico, se utilizaron dos enclaves: el castillo del Viejo San Juan (en la foto) y la escondida isla de Palominito, una isla paradisíaca de palmeras y aguas turquesas que se encuentra a 600 metros al sur de la isla de Palominos, en la costa de las Croabas, provincia de Fajardo, al noreste de la isla. Entre las calles y edificios de Londres, que surgen por primera vez en la saga, destaca el conjunto arquitectónico de Old Royal Naval College de Greenwich, que está próximo a la capital inglesa.