Llegar volando al hotel es posible en Barcelona

El hotel Mercure Augusta, en Barcelona, ofrece a sus clientes la posibilidad de llegar al hotel de una forma muy original: volando.

Al hotel se puede llegar de muchas maneras: andando, en coche, en moto... Pero lo que pocos alojamientos ofrecen es llegar hasta ellos volando. De esta manera, el hotel Mercure Augusta, en Barcelona, cuenta con un helipuerto propio que permitirá a los clientes que lo deseen llegar en helicóptero. Esta opción también está disponible para celebraciones especiales como bodas o aniversarios, de manera que haga la estancia los más exclusiva posible.

Del grupo AccorHotels, el Mercure Augusta es un oasis a las afueras de la Ciudad Condal donde destacan sus zonas exteriores con piscina. Además, el Mirador del Trànsit es un entorno natural muy cuidado y completo, con bar, zona chill out, espacio infantil y un jardín con plantas aromáticas que abastecen las cocinas del hotel.

En cuanto a la restauración, el Mercure Augusta posee el bar Mirador del Trànsit donde disfrutar de música en directo, barbacoa o cócteles junto a la piscina y elrestaurante Trànsit con una variada carta de platos mediterráneos. Ambos se pueden disfrutar siendo o no cliente del hotel.

Silvia Brunet, directora del hotel, ha afirmado: "Mercure Augusta tiene algo para todos y es una excelente opción no sólo para los viajeros de ocio que quieran relajarse, sino también para hacer celebraciones o reuniones de trabajo. Su ubicación privilegiada a menos de media hora de Barcelona y a tan sólo cinco minutos del Circuito de Barcelona-Cataluña (Montmeló), de las playas del Maresme y de La Roca Village atrae a distintos tipos de viajero, lo cual ha contribuido a enriquecer nuestra oferta de servicios e instalaciones."

// Outbrain