Los libros de viajes ilustrados de Londres y Roma que querrás regalar

La editorial Tintablanca continúa su viaje fascinante a través de las grandes capitales del mundo. Los viajeros empedernidos, los amantes de la literatura de este género y los caminantes que saben disfrutar de su propia escritura y de las ilustraciones más bonitas, ya pueden tener entre las manos los nuevos títulos de la editorial: Roma y Londres, dos "joyitas" a medio camino entre la guía evocadora y el cuaderno de viajes.

Redacción Viajar
 | 
Foto: D.R

Estos dos nuevos títulos se unen a los ya publicados (Tintablanca Madrid, Tintablanca París y Tintablanca Nueva York), con los que la editorial nos contagia de lo necesario para viajar, leer, escribir y soñar con calma. Gracias a sus escritores e ilustradores, cada lugar del mundo que duerme en sus páginas renace con una nueva identidad. Con otra perspectiva

D.R.

El alma de Londres

El alma de Londres se despliega en el libro de viajes de Tintablanca gracias a la pluma de Raquel Peláez y la fuerza de la ilustradora Inma Serrano, dos mujeres que la han vivido a lo largo de los años.  Londres, cuna del protocolo, la puntualidad, la agitación y la modernidad. Fascinante, única y diferente a todas las ciudades. No existe una ciudad que lleve tan bien sus encantadoras contradicciones. En ella conviven el más estricto clasicismo y protocolo junto a la modernidad más rabiosa y radical. Los diez capítulos del libro recorren la capital británica desde distintos prismas. De la presencia constante de Lady Di como uno de los personajes más queridos y añorados en la ciudad, hasta los artistas más modernos, revolucionarios y contestatarios del Londres de hoy día.

Una de las ilustraciones del libro de Londres | D.R

El libro nos desvela la capital donde aún crecen en Palm House, alimentadas por la Reina Victoria, palmeras tropicales XXL. Este Londres particular donde una melancólica Virginia Woolf pasea a lo largo de las páginas junto a las fieras del primer zoo del mundo, trasladadas desde la Torre de Londres y muchas otras anécdotas.

D.R

 

La Roma Eterna

Tintablanca Roma nos recuerda los caminos inexplorados que, como un imán, nos seducen en una ciudad eterna cuya ampliación de metro resulta casi imposible por sus restos arqueológicos       subterráneos, de valor incalculable… Gracias a la escritura de Mercedes Cebrián, quien pasó uno de los mejores años de su vida becada en la Academia Española de Roma, y de las ilustraciones del artista Miguel Herranz, que encuentra en Italia su segunda patria.

Una de los dibujos del libro dedicado a Roma | D.R

Tintablanca Roma pasea entre los parques arqueológicos de la ciudad republicana e imperial y lo hace al lado de los personajes y las circunstancias que le dieron vida. Roma es una ciudad espiritual, trono de papas y destino de artistas de recuerdo imborrable. Sus museos son un alegato continuo a la belleza y en sus galerías están apresadas las páginas más vibrantes de la historia del arte de todos los tiempos.

Los autores dedican palabras e imágenes a las academias, a los viajeros, a los mecenas que la promovieron y la patrocinaron, a los más populares personajes, a sus escritores, músicos y cineastas. Y junto a ellos, en la ciudad viva, en sus calles y plazas están las gentes que conforman la Roma popular, su día a día, su deliciosa cotidianeidad de la que nos sentimos próximos y reflejados. Hay un largo capítulo dedicado a su gastronomía y a los hitos arquitectónicos de la Roma moderna que contrastan con las viejas piedras que edificaron su imperecedero mito. Y muy cerca de nosotros, con solo cerrar los ojos, imaginamos a Audrey Hepburn mientras introduce su mano en la Bocca della Verità.

Tintablanca nos invita a descubrirla a través de Bernini y Borromini, eternos rivales; del sabor largo de un capuccino en un café en el patio de la Piña, dentro del Vaticano, donde por cierto Miguel Ángel decoró la colosal Capilla Sixtina de pie, y no tumbado como nos ha hecho creer el cine. Así es Roma: un paseo arremolinado por el Trastévere, una secuencia de película entre el Tempietto que encargaron los Reyes Católicos a Bramante tras la toma de Granada, y que marcó el inicio del Renacimiento. O entre la magia recreada en el Estudio 5 de Cinecittà, donde se respira la Roma de Ben-Hur o Quo-Vadis. La misma ciudad donde sus felinos, declarados "patrimonio biocultural de la ciudad", maúllan entre el arte.

El sueño de una editorial única 

Tintablanca es un libro de viajes y un cuaderno de notas. Es único, original y diferente a todo. Elaborado con un papel arte de gran calidad y encuadernado en tapa dura con telas de algodón orgánico, cada título de Tintablanca es un objeto de lujo dedicado a una ciudad del mundo, con textos realizados por reconocidos escritores y periodistas que han vivido en ellas y han sabido trasladar el espíritu que hay entre sus calles. Junto a las narraciones, ilustraciones originales realizadas por los mejores pintores, dibujantes e ilustradores han dado forma, perspectiva y color a cada ciudad para conformar libros singulares que distinguen a quien los lleva.

 César Hernández y Manuel Mateo Pérez, editores de Tintablanca, suman dos nuevos títulos, Londres y Roma, a la editorial que siempre habían anhelado crear: un sello que fuera capaz de editar libros de viajes únicos, que desvelaran el alma de las ciudades imprescindibles del mundo. Un viaje a través de las páginas que puede disfrutarse en la ciudad protagonista del libro o, simplemente, en el escenario de un lugar tranquilo.

El precio de cada libro de viaje Tintablanca es de 28,90€.  Puedes comprarlos en www.tintablanca.com