Libro "K2", de Javier García Sánchez

Antonio Hernández

Los narradores españoles actuales parece que miran más el estado de la cuenta corriente que a la calidad de su literatura, y esa evidencia ha hecho que los críticos más serios hayan considerado la novela española del 2006 como producto clónico de ínfi ma calidad. Han sentado algunas excepciones que tampoco lo son del todo, pero, en honor a su preocupación conocida, se han olvidado en las alforjas lo mejorcito de la cosecha; por ejemplo, este libro que comentamos, una lección de pulso narrativo sostenido y de equilibrio literario en cuanto a lo que la literatura tiene de hondura e imaginación.

Víctor Hugo dijo que el turista va a la montaña a buscar un panorama y el pensador a hallar un libro inmenso. Este lo es de viaje, pero hacia lo profundo y lo alto, puesto que se trata de una conquista alpina, la del terrible K2 de la cordillera de Karakorum, cuestión que implica su simbolismo en las líneas paralelas de la relación amorosa entre dos personas. Sobre este cañamazo, el autor distribuye dosificadamente teorías, cifras, marcas, sucesos y anécdotas inherentes a ambas tensiones sin que se pierda el interés gracias a una literatura ágil y vigorosa que califi caría como la más gratifi cante del año. García Sánchez, por decirlo con terminología de alpinista, "ha hecho cima". Y conste que la del K2 es la cumbre más difícil de escalar, aunque el Everest sea el pico más alto.

Javier García Sánchez
Planeta.
464 páginas. 21 €