Las originales patatas fritas del mejor restaurante del mundo

Heston Blumenthal es uno de los pocos cocineros que puede presumir de dar clases sobre gastronomía molecular o la ciencia del gusto a ganadores del Nobel de Física.

Laura Ordóñez

Este chef británico es propietario de The Fat Duck (High Street Bray-Berkshire SL6 2AQ. ? 162 858 03 33), donde prepara platos como las patatas fritas que tardan tres días en prepararse, el toffee de zanahoria, el helado de huevo con bacon ahumado, el chocolate de cuero, roble y tabaco o la mousse escalfada en nitrógeno líquido, que provoca que la nariz del comensal expulse corrientes de vapor. La fascinación de Blumenthal por el proceso del gusto, la memoria y la transformación física de los ingredientes durante su preparación han tenido gran influencia en el desarrollo de sus platos, que se paladean en un menú degustación por 170 €. The Fat Duck, que ostenta 3 estrellas Michelin, ha sido reconocido este año por la revista Restaurant como el mejor restaurante del mundo, seguido por El Bulli de Ferrán Adrià.