Las inspiradoras montañas de la vida

El fallecimiento del alpinista y aventurero Walter Bonatti ha provocado la reedición de "Montañas de una vida", una de sus obras clásicas. Tras abandonar el montañismo, el italiano se reconvirtió en periodista y aventurero.

Pablo Fernández

En 1965, con apenas 35 años, Walter Bonatti abandonó el alpinismo. Había sido uno de los mejores, si no el mejor. Según él mismo confesó, hasta los 18 años se había limitado a andar: "A esa edad realicé mi primera escalada y ya no lo dejé". El bautizo llegó, casi por casualidad, en la Grigna, montaña lombarda que Bonatti superó con unos zapatones heredados tras la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, durante 17 años el bergamesco logró los mayores hitos del alpinismo: coronó en solitario el Pilar Suroeste del Dru en 1955, el Gasherbrum IV (7.925 metros) en 1958 y en 1965 ascendió, en solitario y de noche, la cara norte del Cervino.

Ante la sorpresa de todos, Bonatti dejó el alpinismo en plenitud. El editor Leonardo Mondadori lo contrató entonces como colaborador de la prestigiosa revista italiana Época. Había nacido un periodista. El alpinista español César Pérez de Tudela recuerda aquel nuevo periplo como una continuación de su espíritu aventurero: "Bonatti emprendió durante varios años una original vuelta al mundo que pasaba por la cima de las montañas y de las selvas de la Tierra. Ese fue el punto de partida de su prolífica obra como periodista y escritor, basada principalmente en sus experiencias y viajes... Buscó las fuentes del río Amazonas, estudió los tigres de Sumatra, probó que el autor de ‘Moby Dick'', Herman Melville, estuvo realmente preso por los caníbales en las islas Marquesas, y exploró en solitario el cabo de Hornos".

Bonatti falleció el pasado 13 de septiembre en Roma a los 81 años, corolario de su concepción vitalista del montañismo y de la vida. "Viví 17 años el alpinismo extremo -confesó-, es decir, al límite, y así, antes o después, tienes un problema. Salir vivo es una demostración de haber hecho todo en regla". Los lectores españoles interesados en sus escritos tan solo encontrarán dos de sus obras traducidas: K2: historia de un caso y Montañas de una vida, ambas editadas por Desnivel. Esta última, reeditada recientemente, es una autobiografía donde recuerda sus años de alpinista con la épica y el dramatismo de las grandes hazañas.

Bonatti entendía el montañismo como una escuela cuyas asignaturas eran la honestidad, la fortaleza y la sensibilidad. En K2: historia de un caso, el italiano recreó con el ritmo de los mejores thrillers lo sucedido la noche del 30 de julio de 1954. Bonatti participó en la primera ascensión al K2, liderada por Lacedelli y Compagnoni. Sin embargo, tras coronar con éxito, Compagnoni le acusó de malas artes. Durante años, la polémica se vio avivada por detractores y seguidores. Hoy nadie duda de su honestidad. La última palabra la dijo Reinhold Messner, primer hombre en coronar los 14 ochomiles: "Bonatti fue el último gran alpinista tradicional".

Lecturas para el avión
Título: Un extraño en París
Autor: William Somerset Maugham
Edita: Ediciones B
Precio: 8 €

Gracias a novelas como Servidumbre humana y El filo de la navaja, William Somerset Maugham llegó a ser uno de los escritores europeos más exitosos de la primera mitad del siglo XX. Las principales características de sus obras son envolventes tramas, lenguaje directo y una certera descripción de personajes. Afortunadamente rescatado del olvido, Un extraño en París relata las vacaciones de un joven inglés en la capital gala durante el periodo de entreguerras. Un viaje transformará su visión del mundo.