Las dos principales low cost españolas inauguran nuevos destinos con Europa

Iberia Express y Vueling han anunciado nuevos vuelos e incremento de las rutas para crecer sobre todo en su operativa con Europa. Alemania constituye el principal mercado al que dirigen sus operaciones. En los vuelos domésticos, Jerez se beneficia de nuevas rutas de Iberia Express desde el 28 de octubre.

Luis Uribarri

Iberia Express ha incorporado cinco nuevos destinos en Europa, tres de ellos en Alemania. La compañía low cost comenzará a operar vuelos a Fráncfort, con 19 frecuencias semanales; a Berlín, con 18, y a Dusseldorf, con 14. Completa el programa de invierno abriendo rutas a Estocolmo (Suecia) y Copenhague (Dinamarca), con una frecuencia diaria en cada uno de estos destinos, y mantiene también las de Dublín (cuatro frecuencias semanales durante este mes de noviembre) y Ámsterdam, con un total de 18 frecuencias semanales. Por lo que se refiere a los vuelos domésticos, la compañía Iberia Express ya ha iniciado sus operaciones en el aeropuerto de Jerez el pasado 28 octubre, con dos frecuencias al día, que se incrementarán en los meses de diciembre y enero hasta tres frecuencias diarias.

Por su parte, Vueling ha adelantado sus previsiones para el programa de verano, que se inicia en el mes de marzo, y anuncia que agregará a su programa un total de 28 nuevas rutas. Entre ellas destacan las conexiones entre Barcelona y Dresde (Alemania), Rennes (Francia), Fez, Casablanca y Tánger (Marruecos), Rodas y Kos (Grecia), Banjul (Gambia), Helsinki (Finlandia), Sofía (Bulgaria), Orán y Argel (Argelia), y Luxemburgo, además de establecer una serie de trayectos que están orientados especialmente al pasajero de negocios, tales como Londres-Gatwick, Fráncfort, Stuttgart, Dusseldorf y Turín. La aerolínea también aumentará desde el aeropuerto de Bilbao las frecuencias a Canarias e islas griegas, y desde principios del verano operará la ruta a Berlín. Desde Málaga y Alicante ampliará las frecuencias en las rutas a Francia y Benelux. En Baleares elevará la capacidad en la ruta entre Palma de Mallorca y Moscú, que pasa de tres a cinco frecuencias semanales, mientras que en las Islas Canarias optimizará los horarios de cara al pasajero de negocios y en las conexiones con vuelos al norte de Europa a través de Barcelona. En París Orly y Ámsterdam incrementarán la capacidad en las rutas existentes.