La Unesco incorpora 25 novedades a la lista del Patrimonio Inmaterial

La lista del patrimonio inmaterial tiene 25 nuevos elementos que abarcan manifestaciones y tradiciones tan dispares como la gastronomía japonesa washoku, el cálculo matemático con ábaco en China o la celebración del Cirio de Nazaret, una de las mayores procesiones del mundo que se celebra en la ciudad brasileña de Belém.

Juan José Martín

La Unesco ha inscrito 25 nuevos elementos en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, cuyo principal objetivo es reconocer las tradiciones, saberes y conocimientos que reflejan la diversidad cultural en el mundo. De este modo, esta privilegiada nómina consta ya de 281 manifestaciones protegidas.

España solo figura en esta ocasión en una candidatura conjunta, la dieta mediterránea, un bien que ya fue declarado Patrimonio Inmaterial en el año 2010 incluyendo a Grecia, Italia, Marruecos y a nuestro país, y que ahora se extiende a otras naciones de la cuenca del Mare Nostrum como Chipre, Croacia y Portugal. La Unesco señala que "la dieta mediterránea pone de relieve los valores de hospitalidad, buena vecindad, diálogo intercultural y creatividad, desempeñando además un papel esencial de factor de cohesión social".

También pasa a formar parte de la lista la gastronomía japonesa conocida como washoku, un conjunto de tradiciones culinarias típicas de las celebraciones de Año Nuevo que consiste en la preparación de platos especiales para tan señalada fecha -cada uno con un significado simbólico distinto-, bellamente ornamentados y elaborados con ingredientes frescos. Además, también se incorporan a la lista otras tradiciones gastronómicas como el antiguo método de vinificación en kvevris, unos envases de barro ovoides que se utilizan para fermentar y almacenar el vino en los pueblos y ciudades de Georgia; el kimchi o modo de preparar conservas de verduras y hortalizas sazonadas con especias en Corea del Sur, y la cultura de la preparación y la degustación del café en Turquía.

La Unesco ha incorporado también un buen número de celebraciones y tradiciones religiosas, como el Cirio de Nazaret, una de las mayores procesiones del mundo que se celebra en la ciudad brasileña de Belém el segundo domingo de octubre de cada año; Les Ostensions Septennales, ceremonias que se organizan cada siete años en la región francesa de Limoges para mostrar y venerar reliquias de santos cristianos; la Sankirtana, un compendio de expresiones artísticas que representan las vidas y actos del dios Krishna a través de danzas, música y cantos que provocan el éxtasis entre los devotos del Estado indio de Manipur, y la fiesta conmemorativa del hallazgo de la verdadera Santa Cruz de Cristo, un evento multitudinario que se desarrolla cada 26 de septiembre en Adis Abeba, la capital de Etiopía.

Entre los nuevos elementos añadidos al inventario del Patrimonio Inmaterial sobresalen otras tradiciones ancestrales como el zhusuan, un método empleado para efectuar cálculos matemáticos con el ábaco, todo un símbolo de la identidad y cultura del pueblo chino; la confección del jamdani, un tipo de tejido fabricado a mano concienzudamente por los artesanos de la región de Dhaka (Bangladés), y la música del imzad, un instrumento de una sola cuerda que conforma un rasgo cultural icónico de las poblaciones tuaregs de Argelia, Malí y Níger.