La UNESCO añade 17 nuevos sitios culturales a la lista del patrimonio mundial.

Con estas nuevas inscripciones, la lista cuenta hoy con 812 sitios (628 culturales, 160 naturales y 24 mixtos) en 137 Estados. Bahrein, la República de Moldavia y Bosnia-Herzegovina ingresan por primera vez en la lista. Asimismo, otros sitios culturales han recibido nuevas ampliaciones, como las obras de Gaudí en Barcelona (en la foto). Los lugares añadidos son la Ciudad Museo de Gjirokastra, situada en el valle del río Drinos, al sur de Albania; el sitio arqueológico de Qal''at al-Bahrein; el conjunto arquitectónico, residencial y cultural de la familia Radziwill en Nesvizh, en Bielorrusia, que comprende el palacio y la iglesia del Corpus Christi, mausoleo de la familia; el Arco Geodésico de Struve, un conjunto de triangulaciones que se extiende por diez países, a lo largo de 2.820 kilómetros, desde Hammerfest (Noruega) hasta el Mar Negro; la Casa de Plantin- Moretus, en Amberes, Bélgica; el Barrio del Puente Viejo en el centro histórico de Mostar (Bosnia- Herzegovina), famosa por sus antiguas casas turcas y por el Stari Most (Puente Viejo), del que recibe su nombre; las oficinas salitreras de Humberstone y Santa Laura, en Chile, que cuentan con un total de 200 lugares de extracción del salitre; el centro histórico de Macao (China), testimonio excepcional del encuentro entre las tendencias estéticas, culturales, arquitectónicas y tecnológicas de Oriente y Occidente; el centro histórico urbano de Cienfuegos (Cuba), el primer ejemplo de conjunto arquitectónico y urbanístico en el que se plasmaron las nuevas ideas de modernidad, higiene y planificación urbana que surgieron en América Latina a partir del XIX; el centro histórico de la ciudad de Yaroslavl (Rusia), famosa por sus iglesias del siglo XVII y ejemplo excepcional de la reforma urbanística impuesta en 1763 por la emperatriz Catalina La Grande en Rusia; la ciudad de Le Havre (Francia), reconstruida por Auguste Perret y situada en la región de Normandía; la ciudad de Soltaniyeh (Irán), que cuenta con el mausoleo de Öldjeytü, construido entre 1302 y 1312, que ha tenido una importancia decisiva en el desarrollo de la arquitectura islámica; los tells -montículos con vestigios de asentamientos humanos prehistóricos- bíblicos de Megiddo, Hazor y Beer Sheba, en Israel; la Ruta del Incienso y las ciudades del Neguev (Avdat, Haluza, Mamshit Kurnub y Shivta), también en Israel; Siracusa y la necrópolis rupestre de Pantalica, en Italia, dos partes diferenciadas con vestigios notables de la época grecorromana; el bosque sagrado de Ochún-Oshogbo, en Nigeria, uno de los últimos residuos de bosque primario, y Kunya-Urgench, antigua capital de la región de Khorezm en tiempos del imperio de los aqueménides, situada en la parte noroccidental del Turkmenistán, en la orilla sur del río Amu Daria.
Las ampliaciones de sitios culturales ya inscritos han sido para las fronteras del Imperio Romano de Alemania y Reino Unido, las obras de Antonio Gaudí en España -Casa Vicens (1883-1885), fachada de la Natividad y cripta de la Sagrada Familia (1884-1926), Casa Batlló (1904-1906) y Cripta de la Colonia Güell (1898-1905)-, algunos campanarios de Francia y Bélgica, los ferrocarriles de montaña y el Parque Nacional de Nanda Devi y del Valle de las Flores (India), la isla de San Kilda (Reino Unido) y los sitios de fósiles de homínidos de Sterkfontein, Swartkrans, Kromdraai y alrededores, en Suráfrica.

Información: www.unesco.org