La Torre Eiffel estrena una nueva visión de París

La capital francesa se puede divisar con "nuevos ojos" gracias a la renovación del primer piso de la Torre Eiffel.

Se haya visitado o no la Torre Eiffel anteriormente, el monumento más famoso del mundo acaba de dar una nueva excusa para inspeccionar sus entrañas. Se trata de la renovación de su primer piso, donde se han instalado paredes y suelo de cristal que hacen de la visita una experiencia "de vértigo".

A 57 metros del suelo, este nuevo mirador ofrece unas vistas únicas y nuevas de París. Y es que las paredes sobresalen de la estructura de la Torre Eiffel, lo que hace que, junto con el suelo de cristal, parezca que estás volando sobre la capital francesa.

Según informa Europa Press, el coste de esta renovación ha sido de 30 millones de euros y ha durado dos años, aunque en ningún momento ha sido necesaria la clausura de la Torre Eiffel.

El estudio Moatti-Rivière ha sido quien ha realizado el proyecto de esta renovación que, además de dar más luminosidad a la parte más sombría y menos visitada del monumento, proporciona un ahorro energético gracias a la instalación de unos paneles solares que calentarán parte del suministro de agua caliente del edificio y de tecnología LED en todas las zonas.