La Patagonia argentina en tren de vapor

La Trochita es el nombre del tren de vapor que lleva recorriendo la Patagonia argentina 70 años.

La Trochita nació en 1945 como nexo de unión entre Ingeniero Jacobacci (Río Negro), donde llegaban trenes desde Buenos Aires, hasta Esquel (Chubut). Aunque al principio era una línea de carga, a partir de 1950 se comenzó a aceptar pasajeros que hacían transbordo en Ingeniero Jacobacci con destino San Antonio Oeste, Viedma, Carmen de Patagones, Bahía Blanca, hasta llegar finalmente a Buenos Aires.

El trayecto entre Esquel e Ingeniero Jacobacci duraba 14 horas y su peculiaridad radica en la trocha (ancho de vías) de tan sólo 75 cm. Se empezó a construir en 1935 con sobrantes de la I Guerra Mundial, por lo que su coste fue bajo. Así, en 1941 La Trochita llegó a El Maitén y 4 años después a Esquel.

Cerrado en 1992, en 1994 se inauguró el servicio turístico Esquel - Nahuel Pan, que actualmente sigue en funcionamiento y que acaba de celebrar su 70 aniversario. Este recorrido tiene una longitud de 18 kilómetros y una duración de 3 horas en las que, además, se conoce a fondo la comunidad de Nahuel Pan. A través de este trayecto, los viajeros pueden disfrutar de los paisajes patagónicos argentinos a la vez que se viaja en el tiempo en una locomotora de vapor de pequeños vagones con salamandras en la que calentarse.