La huella digital ya sirve para embarcar

La compañía Air Fance ha puesto en marcha un sistema de embarque basado en el reconocimiento de la huella dactilar del pasajero. Este procedimiento está reservado a determinados clientes con tarjeta Flying Blue de la alianza Skyteam y estará en prueba hasta finales del presente año. Denominado "smart-boarding", la nueva modalidad de embarque se realiza con una tarjeta individual que registra las huellas digitales y capta ondas de radio de corta distancia. El proceso de embarque consta de cuatro etapas. Primero, en una oficina de la aerolínea el pasajero obtiene su tarjeta, en la que se registran sus datos y sus huellas cifradas. El día del vuelo, tras realizar el check-in, se introduce la tarjeta en un terminal de lectura especial que imprime el pase de embarque en el dorso de la tarjeta. No hay hora fija de embarque; se realiza utilizando un arco situado cerca de la pasarela de acceso al avión con una instalación que verifica que el pasajero está solo, lee los datos de su tarjeta y los compara con su huella dactilar. La puerta del avión se abre y el pasajero simplemente deberá mostrar el dorso de su tarjeta a la tripulación si ésta lo requiere.
www.airfrance.com