Kenia fuera de safari

El patrimonio cultural de Kenia se remonta a la prehistoria y conecta el pasado y el presente en forma de museos y monumentos.

Foto: ISTOCK

Kenia es sabana, es el Valle de Rift y es su exuberante naturaleza. Pero Kenia también es cultura, historia y patrimonio. Con tradiciones que se remontan siglos atrás, es inevitable visitar algunos de estos atractivos culturales antes o después de disfrutar de un safari por su naturaleza.

Así, las ruinas de Gedi es uno de los grandes desconocidos del país. Del siglo XII son los restos de esta antigua ciudad swahili que se encuentran a cuatro kilómetros al norte de Watamu, al sureste del país. En una visita a Gedi, el turista podrá ver intactos palacios de sultanes, frondosos jardines, porcelanas, joyas y elegantes mezquitas entre una densa vegetación, grandes baobab y monos Colobus, los habitantes actuales de Gedi.

Otro de los yacimientos importantes de Kenia es el de Koobi Fora, junto al lago Turkana, al norte del país. Alejado de los típicos circuitos turísticos, este yacimiento tiene origen prehistórico y en él se han encontrado numerosos restos fósiles humanos, entre los que destaca el primer Homo habilis.

Ya en la ciudad, en Nairobi nos encontramos con dos museos imprescindibles, el Museo Karen Blixeny el Museo Nacional de Nairobi. El primero es la casa donde vivió más de 20 años Karen Blixen, escritora danesa cuyo libro más conocido es "Memorias de África", texto en el que se basa la película homónima. Este museo es una casa colonial en el barrio de Karen donde se conservan intactos numerosas piezas originales, además parte del mobiliario y vestuario de la película.


Casa Museo de Karen Blixen.Foto:miroslav_1/iStock.

En cuanto al Museo Nacional de Nairobi, recoge una muestra del legado de Kenia a la humanidad. En él se puede ver una amplia colección de piezas geológicas, animales y fósiles además de naturaleza, historia, cultura y arte contemporáneo. Pero si por algo destaca es por su colección prehistórica que incluye los cráneos que han contribuido a construir la teoría de que el origen de la humanidad se encuentra hace más de 2,5 millones de años, así como el esqueleto más antiguo de un niño Homo erectus. También cuenta con exposiciones interesantes sobre la cultura y forma de vida de las principales tribus de Kenia.

En Mombasa, principal puerto de África oriental, el Museo Fort Jesus data de 1593 y fue construido por el italiano Giovanni Battista Cairati como fuerte para garantizar la seguridad de los portugueses que aquí vivían en el siglo XVI. Éste es uno de los edificios europeos más antiguos de África y un ejemplo de arquitectura militar renacentista en suelo africano. Este museo ofrece visitas guiadas diarias por su interior y por los jardines y un espectáculo de luz y color todos los lunes, miércoles y jueves a las 18:30 horas.

Museo Fort Jesus. Foto:Tomasz Czajkowski/iStock

El archipiélago de Lamu, en la costa norte, también tiene mucho que ofrecer culturalmente hablando. La ciudad vieja de la ciudad de Lamu es el más antiguo y el mejor conservado asentamiento swahili del África Oriental y aquí se conserva intacta esta cultura milenaria. Además, sus calles empedradas son un ejemplo claro de la mezcla de culturas que aquí se vive.

Otro de los lugares imprescindibles de Lamu es el Museo de Lamu, enunantiguo palacio swahili frente al embarcadero que ofrece un paseo por la cultura swahili y la historia de la ciudad. Por su parte, la Oficina de Correos Alemana es un edificio que data de finales del siglo XIX y que fue creado por la East Africa Company. Actualmente es un museo que exhibe fotografías y recuerdos de aquella época.

Otros lugares que no se deben dejar de visitar de Lamu son las ruinas de la ciudad swahili de Takwa en la isla de Manda y el Donkey Sanctuary (el santuario de los burros). Este santuario fue creado por la fundación International Donkey Protection Trust de Sidmouth, para mejorar la calidad de vida de estos animales ofreciéndoles cuidados y atención veterinaria gratuita.