Japón pone el arte a tus pies

Las alcantarillas de Japón se convierten en obras de arte a ras de suelo y para todos los públicos.

Viajar
 | 
Foto: ISTOCK

El país nipón propone a sus visitantes no sólo mirar hacia arriba, los edificios y paisaje, sino también al suelo, una práctica poco común entre los turistas. Pero estamos seguros de que nadie se va a llevar una decepción. Y es que es aquí, en el suelo, donde se encuentran algunas de las obras de arte que más llamarán la atención de los viandantes: las alcantarillas.

Fue en los años '80 cuando las autoridades japonesas, con el sistema de alcantarillado por fin unificado en una red nacional en la que se generalizaron las medidas y la forma de las tapas, decidieron otorgar a cada municipio el permiso para adornar a su libre albedrío estas tapas. Desde entonces son pocos los municipios nipones que no se han animado a hacerlo, y es que el 95% de los pueblos y ciudades de Japón adornan sus suelos con estas tapas de alcantarillas.

En cuanto a los motivos que eligen para adornarlas, lo más común es que evoquen la identidad cultural de la región, la flora y la fauna o los festivales locales, aunque no faltan otras elogiando la labor de los bomberos o el personaje más popular de Japón: la popular gata Hello Kitty. Estas alcantarillas se pintan con resinas de árbol que contienen pigmentos de color sobre un molde de metal que previamente se ha realizado en madera.

Lo cierto es que estas alcantarillas se han convertido en todo un fenómeno en internet y no son pocas las cuentas de Instagram y Flickr donde se pueden ver algunas de las más de 12.000 manhoru (palabra japonesa que las define) que se encuentran por todo Japón. De hecho, en Japón la búsqueda de estas alcantarillas se ha convertido en todo un fenómeno fan.

Sea como fuere, lo cierto es que el gris de asfalto y los adoquines de las calles se lleva mucho mejor con una pizca de color.