Isla de Pascua limita la estancia de turistas

El territorio chileno lucha así contra el crecimiento demográfico de la isla.

Viajar
 | 
Foto: Konstantinos Ouzounidis / ISTOCK

30 días, y no 90, será el máximo tiempo que un visitante podrá permanecer en Isla de Pascua. Así lo han establecido las autoridades locales que han tomado esta medida ante el imparable crecimiento demográfico que estaba sufriendo la isla y que ponía en peligro la sostenibilidad del territorio. Con una población de unas 7.750 personas -el 40% son nativos de la isla-, Isla de Pascua acoge cada año a más de 100.000 turistas.

A 3.500 kilómetros del continente americano, Isla de Pascua es uno de los principales atractivos turísticos de Chile, por lo que se ha hecho necesario tomar esta medida restrictiva. Y es que el creciente auge del turismo ha provocado un desarrollo inmobiliario sin precedentes donde la construcción de hoteles tiene un especial protagonismo. Así, la superpoblación de la isla está agotando los recursos naturales, como el agua y la energía eléctrica, y graves problemas con la basura, generando casi el doble (2,5 toneladas al año) de lo que se generaba hace diez años. Además, los habitantes instan a las autoridades a limitar la entrada de automóviles a la isla ya que provocan congestión y contaminación. Por otra parte, los habitantes de Rapa Nui, nombre polinesio de la isla, opinan que se está perdiendo la idiosincrasia local.

Christhilf / ISTOCK

Esta medida es aplicable tanto para chilenos no residentes como para extranjeros y establece que aquellos que quieran vivir en la Isla de Pascua tiene que ser padre, madre, cónyuge o hijo de una persona perteneciente a la etnia rapanui, pueblo polinesio originario. Además, podrán vivir en ella funcionarios públicos, trabajadores de organizaciones que presten servicios al Estado y quienes desarrollen alguna actividad económica independiente en dicho territorio junto a sus familias.

En cuanto a los visitantes que quieran admirar los más de 1.000 moais de la isla, para entrar en Isla de Pascua tiene que cumplimentar un formulario especial, tener una reserva en un hotel o presentar una carta de invitación de algún isleño y contar con billetes de avión de ida y vuelta.

// Outbrain