Huerta del Rey, el pueblo con los nombres más raros del mundo 

Digna Marciana, Arnulfo, Estercacia, Respicio Godefrido... este curioso pueblo de Burgos es conocido por tener el mayor número de habitantes con nombres raros del mundo. Tantos que entró en el Libro Guiness de los Récords. 

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: jacquesvandinteren / ISTOCK

Es nuestra seña de identidad y, a diferencia de los apellidos que vienen heredados por nuestros antepasados, este es de libre elección. Hablamos de nuestros nombres, los cuales hablan del contexto en el que hemos nacido, de modas o de situaciones socio-políticas del momento en el que se nace.

España es el claro ejemplo, en el que predominan los nombres María Carmen y Antonio, nombres muy populares entre las generaciones de nuestros padres y abuelos. La actualidad es bien diferente. En 2021 el nombre más popular fue Olivia, para chicas, y Martín para chicos. Fiel reflejo del cambio de tendencias que se han vivido en los últimos años. 

Vista aérea de Huerta del Rey, en Burgos
Vista aérea de Huerta del Rey, en Burgos | Sergi Portero | Wikicommons

Eso sí... estos nombres, ni los anteriores, los encontrarás en Huerta del Rey, un particular pueblo de Burgos presidido por un toro de Osborne, que apenas cuenta con 1.400 habitantes censados. Y es que este pueblo español tiene la peculiaridad de tener el récord del mundo de los nombres más extraños. 

Los nombres más raros del mundo

Tal es la originalidad y rareza de sus nombres que Huerta del Rey, alrededor del 2011, entró en el Libro Guiness de los Récords por ser el pueblo con los nombres más raros del mundo. Y es que los nombres, sencillamente, son de otro mundo. 

Ejemplo de ello son Digna Marciana, Arnulfo, Estercacia, Respicio Godefrido, Filogonio, Benigna, Clodoveo, Canuta, Eufronia, Ebodio, Firmo, Onesíforo, Heirónides, Hercilio, Walfrido, Gláfida o Burgundófora.  

Y no... no estamos invocando ningún conjuro, estos son los nombres reales de muchos de los simpáticos habitantes de este pueblo, que se dieron a conocer gracias a un anuncio publicado en 2011 por Aquarius y por un gracioso reportaje que le dedicaron en televisión. 

En este reportaje, lejos de avergonzarse, los habitantes del pueblo mostraron el orgullo por tener algunos de los nombres más peculiares del mundo. “Me encanta mi nombre, me lo pusieron mis padres... ¿Cómo no me va a gustar?”, contesta Eufronia, una de las habitantes de Huerta del Rey. 

Pero no solo llegan hasta ahí. De hecho, los nombres comunes para ellos suenan más raros que sus propios nombres. Así lo cuenta Hercilio, al que el nombre Enrique “le parece una vulgaridad” por lo común que puede llegar a ser. 

El origen de estos peculiares nombres

Todo tiene una explicación. Y en Huerta del Rey, también. El origen de estos peculiares nombres viene desde hace más de un siglo, cuando todo el pueblo compartía solo tres o cuatro nombres y prácticamente los mismos apellidos, como Herrero. 

Esta abundancia de los mismos nombres y apellidos llevó a la confusión de los carteros que se acercaban por el pueblo, complicando las labores tanto de reconocimiento de la población como de identificación ya que prácticamente todos se llamaban igual. 

El toro de Osborne de Huerta del Rey, en Burgos
El toro de Osborne de Huerta del Rey, en Burgos | Sergi Portero

Es precisamente por es, por lo que empezaron a bautizar a todas las personas que nacían en el pueblo con nombres de mártires cristianos, con el fin de poder diferenciarse unos de otros. El resultado ya lo sabemos... algunos de los nombres más raros y peculiares de todo el planeta. 

Una forma de llamar a sus habitantes que, con el paso del tiempo, se ha convertido en una tradición que continúan las nuevas generaciones, con recién nacidos con nombres como Clodoveo o Arnulfo. O lo que es lo mismo: una auténtica fantasía.