9 hoteles con encanto en el Algarve

Playas que se cuentan entre las más bonitas de Europa, villas marineras asomadas al Atlántico y una luz que, al atardecer, incide de forma dramática sobre los acantilados ocres. La magia de la más meridional de las regiones portuguesas se extiende también a sus hoteles, mimetizados con el paisaje y encajados entre el mar y las rocas.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Sven Ellsworth

Anantara Vilamoura

Las playas doradas y el glamuroso puerto de Vilamoura son el marco de este hotel de estilo contemporáneo que, más allá de su impecable servicio y sus sofisticadas piscinas, destaca por estar considerado el epicentro del turismo enológico en el sur de Portugal. Además de una Boutique del Vino, su restaurante EMO ha sido incluido en los premios Wine Spectator por ofrecer una espectacular bodega.

Sven Ellsworth

Conrad Algarve

Un majestuoso edificio que reproduce un palacio portugués del siglo XVIII, al que se accede por una avenida iluminada por antorchas. Así se presenta este hotel oculto entre playas vírgenes y campos de golf, cuyo interior está dominado por auténticas obras de arte que simbolizan la luz, el agua y el fuego. Cuenta, además, con un reputado spa y con un restaurante, Gusto, galardonado con estrella Michelin.

Daryl Gabin

Quinta do Lago

Emplazado en pleno corazón del Parque Natural de la Ría Formosa, este cinco estrellas de lujo, el único cuyas vistas alcanzan tanto al estuario como al mar, permite acceder de forma directa a una bonita playa, jugar al golf en campos cercanos y pasear por exuberantes jardines ambientados por el canto de las aves. Su oferta gastronómica (portuguesa e italiana) pone la guinda a una estancia inolvidable.

RODRIGO COSTA

Vila Joya

La elegancia sencilla, el romanticismo natural y el lujo discreto son las máximas del Vila Joya, este encantador hotel emplazado en Praia da Galé, en un paraje que fusiona exuberantes prados con el abrupto perfil de los acantilados de piedra. Su restaurante Vila Joya fue el primero de toda Portugal en recibir dos estrellas Michelin, elevando así los estándares del panorama culinario del Algarve.

D.R.

Dunas Douradas Beach Club

En el mismo corazón del Algarve encontramos esta lujosa villa, escondida en un espectacular paisaje dentro del Triángulo Dorado que conforman Almancil, Quinta do Lago y Vale do Lobo. Además de sus maravillosas vistas al océano y a las playas doradas del océano Atlántico, los huéspedes pueden disfrutar de una experiencia culinaria de cocina fusión en el famoso restaurante Saudade.

Vasco Célio

Cascade Wellness Resort

Más que su posición privilegiada en Ponta da Piedade, donde está posado sobre un barranco, la gran baza de este hotel es la historia que cuenta: un homenaje a la cercana ciudad de Lagos, desde la que partieron los navegantes portugueses para cruzar el océano. Con cada uno de los continentes representados en las distintas suites, la experiencia de hospedarse en este complejo implica realizar un viaje alrededor del mundo.

Andre Boto

Monte Santo

Catalogado durante cinco años consecutivos entre los hoteles más románticos de Europa, este complejo de Lagoa es algo así como una ciudad en miniatura con ocho hectáreas de jardines, seis piscinas exteriores y un conjunto de suites y villas de lujo que son la máxima expresión del confort. Aunque cuesta salir de sus instalaciones, tanto la playa como el pueblo de Carvoeiro se encuentran a solo unos minutos.

D.R.

Tivoli Carvoeiro

El mar se cuela por las habitaciones de este hotel, uno de los primeros del Algarve, ensamblado con el imponente acantilado de Vale Covo, a pocos pasos de la villa marinera de Carvoeiro. Su spa, su piscina al aire libre y su Sky Bar, todos con la panorámica del barranco, proporcionan placeres solo comparables al de vivir una experiencia gastronómica en su restaurante The One, comandado por Bruno Augusto.

D.R.

Vila Vita Parc

Las grandes dimensiones de este hotel de lujo, equipado con 200 habitaciones, no restan encanto a su emplazamiento, a los pies de una bonita playa de aguas turquesas y con acceso al Oasis Parc, con el que se entra en íntimo contacto con la naturaleza. Ocho piscinas (dos de ellas climatizadas), ocho restaurantes, un spa, un campo de golf, un gimnasio y varias pistas de tenis completan sus reputados servicios.

D.R.