Nuevo hostel para “millenials” junto al Duero en Oporto

Abre en la capital del norte de Portugal el primer Hostel Bluesock, con precios entre 15 y 25 euros la noche por persona y cama.

Luis Uribarri
 | 
Foto: Xaime Beiro

Con una inversión de unos 10 millones de euros, ha abierto en Oporto el primer Hostel Bluesock de la mano del grupo hotelero gallego Carrís. Ubicado en el casco antiguo de la ciudad portuguesa -Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1996-, el nuevo establecimiento ocupa un edificio clásico cubierto del tradicional azulejo azul portugués y situado muy cerca del río Duero y del emblemático puente Luis I.

Bluesock Hostel se dirige sobre todo a un público juvenil, los llamados millenials del siglo XXI. Ofrece WiFi gratuito y habitaciones compartidas para seis, ocho y hasta doce huéspedes, con precios alrededor de los 20 euros la noche por persona y cama. Cuenta con un total de 226 camas repartidas en seis plantas.

El nuevo hostel tiene habilitado un Centro de Negocios para eventos, un espacio chill-out y una biblioteca. También hay salas de juego y espacios para celebrar conciertos, proyecciones y exposiciones, más un bar, lavandería y zona de vending las 24 horas.

Para otro tipo de huésped, las plantas superiores albergan habitaciones dobles y la última está dedicada a una única suite. En 2017 está prevista la apertura de otros dos establecimientos Bluesock, uno en Lisboa, cerca de la Avenida da Liberdade y en la calle Gran Vía número 6 de Madrid.

Adolfo Enriquez