Historias cortas de grandes viajeros

Una parte de los libros de viajes del XIX vieron la luz por entregas en revistas y periódicos. Sus autores fueron pioneros en un género que ha llegado con buena salud a nuestros días: el periodismo de viajes. Grandes periodistas en ruta publican en libro sus recopilaciones de artículos.

Rafael de Rojas

"Calderilla literaria ". Así definía Francisco Umbral o Juan Manuel de Prada al género literario en que gastó su talento César González Ruano, el columnismo. Su consideración actual es la de un ilustre desconocido, pero eso no quita ni añade un ápice de valor a sus artículos llenos de literatura, historia y retratos de vida. A pesar de que se supone que este género caduca en un día, este gran observador, con su prosa añeja, sigue viéndose actualísimo en las ediciones que ha ido publicando la Fundación Mapfre Vida. Son tres tomos: Obra periodística 1925-1936 (60 €) y Obra periodística 1943-1965 (85 €), dividida en dos tomos. El primero coincide con la etapa en la que este enorme sedentario se volvió nómada por las capitales eu- ropeas. Ser corresponsal en París, Roma o Berlín durante los años treinta fue una oportunidad apasionante que transmite vivamente al lector en sus escenas cotidianas y políticas.

Por su parte, Javier Reverte se vuelca en los viajes en cada uno de los textos periodísticos que componen Billete de ida (Suma de Letras, 8,25 €). Tras treinta años publicándolos en distintos periódicos y revistas nacionales se decidió a reunirlos en un tomo de más de 500 páginas. Tocadas por una literatura directa y lírica al tiempo, estas crónicas están repletas de humor y ternura, pero sobre todo de honestidad. El libro se divide en tres partes que se ocupan de España, los países lejanos y las zonas que visitó como corresponsal político y de guerra. Como él mismo explica: "el ejercicio del periodismo me enseñó a ser rápido, a cazar el sentido de las cosas ".

Periodismo cinegético es también el que practica Juan Bonilla, siempre alerta para captar el detalle ingenioso o la conexión oculta en todo aquello en lo que pone el ojo. En Teatro de variedades (Renacimiento, 14 €) muestra su faceta viajera, presente también en sus cuentos, novelas y poemas. Su prosa erudita desde la ligereza consigue que no volvamos a mirar igual las ciudades que recorre. Sus crónicas constituyen todo un alegato contra la agorera afirmación de Ruano: "Esta profesión lleva en el tuétano la maldición del olvido ".