Hallado el extracto más antiguo de La Odisea de Homero

Descubierta una placa de arcilla grabada con los versos de Homero que podría ser del siglo III d.C.

Estela Pérez
 | 
Foto: Lefteris_ / ISTOCK

Los suelos de la cuna de la cultura de Occidente parecen no dejar de abrirse para devolver las riquezas del pasado. En esta ocasión, en la antigua ciudad griega de Olimpia, un grupo de arqueólogos acaba de descubrir lo que puede ser un fragmento de la rapsodia más famosa del mundo. Se trata de un descubrimiento que irradia la misma importancia hacia la literatura como hacia la Historia. Dentro del marco del proyecto de investigación de “El espacio multidimensional de Olympia”, en el yacimiento de la primigenia sede de los Juegos Olímpicos, a los pies del monte Cronio en la península del Peloponeso, han extraído una placa de arcilla grabada con 13 versos de La Odisea de Homero

En esta pieza se reproduce una conversación entre el heroico Odiseo -el Ulises latino- y su fiel criado Eumeo, también llamado “el príncipe de los porqueros”, siendo este sirviente el único personaje al que la voz del narrador le trata en segunda persona del singular. 

Zarnell / ISTOCK

Tras una datación preliminar, el grupo de arqueólogos greco-germano estima que la placa puede ser originaria del siglo III d.C., convirtiéndose en la versión escrita más antigua de la epopeya de Homero. 

La épica vuelta a casa del héroe

La Odisea es uno de los pilares de la literatura occidental. Este poema épico, dividido en 24 cantos, fue compuesto por Homero en torno al siglo VIII a.C., en la costa oeste de Asia Menor. La epopeya narra las aventuras y desventuras del valiente rey de Ítaca, Odiseo, que tras una década luchando ferozmente en la guerra de Troya decide, por fin, volver tranquilamente a su hogar. Nada más lejos de lo que el protagonista quisiera. El regreso junto a su amada esposa Penélope y su hijo Telémaco le arrastra durante otros diez años entre complicados retos y aventuras. Las armas de las que se vale el rey de Ítaca son su astucia y la protección de Palas Atenea, las cuales, finalmente le proporcionan un airoso desenlace frente a las sirenas, los cíclopes o la hechicera Circe

Lefteris_ / ISTOCK

Homero dividió su obra en tres partes fundamentales: la Telemaquia (cantos del I al IV), el regreso de Odiseo (cantos del V al XII) y la venganza de Odiseo (cantos del XIII al XXIV). Durante siglos, La Odisea fue transmitida por vía oral, en los dialectos de la Antigua Grecia, por lo que se sospecha que sufrió alteraciones en el argumento de la historia. El vestigio escrito más antiguo de La Odisea que  se conoce hasta la fecha, está datado entre los años 285 y 250 a.C. Se trata de un fragmento de papiro en el que aparecen unas líneas del Libro XX que, curiosamente, no se reproducen en el cuerpo del texto estándar que ha llegado hasta la época actual. 

Se cree que tanto La Ilíada como La Odisea fueron algunas de una de las primeras obras transcritas tras la aparición del alfabeto griego entre los siglos IX y VIII a. C.