Así son las habitaciones del futuro

La digitalización hotelera ofrece ya al huésped la posibilidad vivir experiencias inmersivas en 4D.

Viajar
 | 
Foto: Catalonia Passeig de Gràcia

La implementación de los avances tecnológicos es cada vez más habitual en el sector hotelero. El último en subirse a la cresta de la ola ha sido el Catalonia Passeig de Gràcia. Ubicado en una de las arterias principales de Barcelona, este hotel de cuatro estrellas se ha convertido en el primer establecimiento del mundo en instalar en una de sus habitaciones una novedosa tecnología que permite al huésped vivir experiencias inmersivas en 4D sin necesidad de recurrir a dispositivos de realidad virtual.

El objetivo: hacer frente a los 412 establecimientos hoteleros que posee la Ciudad Condal y  mejorar la experiencia de sus clientes mediante un sistema pionero desarrollado por la empresa Broomx Technologie, una startup local.

El Catalonia Passeig de Gràcia ha llevado esta nueva escenografía a su habitación 102, a la que ha bautizado como Inmersive Art Junior Suite. Nada más entrar en la estancia los visitantes se sumergirán en un universo de ensueño donde el Ipod hace las veces de barita mágica. Desde una app se accede a un menú que activa el proyector y corre las cortinas de los enormes ventanales para convertirlos en una pantalla.

Catalonia Passeig de Gràcia

De esta forma, el techo, suelo y paredes frontales y laterales se convierten en un sistema audiovisual de proyección 180º, que permiten al huésped disfrutar de experiencias envolventes como viajar al fondo del mar, escalar la el Everest, sobrevolar la Tierra desde un globo aerostático, o dormir bajo el cielo estrellado.

Por el momento, el dispositivo posee 60 producciones de artistas de renombre internacional, que se irán actualizando y ampliando continuamente. Además dispone de un sistema de gestión online que permite la incorporación de nuevos contenidos de forma instantánea sin la necesidad de acceder físicamente a la habitación. Así el cliente puede facilitar su propio contenido antes incluso de realizar el check-in, personalizando al máximo su experiencia y su estancia.

El mecanismo también permite recorrer Barcelona virtualmente antes de hacerlo físicamente, ya que el catalogo incluye un spot promocional de la ciudad. El único riesgo es que uno acabe pasando mayor parte de la estancia en la cama.

La habitación, que posee un suplemento de 50 euros respecto a otras suites, se puede reservar en la página web desde 250 euros la noche.