Gan HaHashmal, el SoHo de Tel Aviv

Artistas y diseñadores están logrando que este barrio comience a sonar como el SoHo de Tel Aviv. Ausente aún en el cuaderno de viaje de los turistas, es el mejor rincón de la ciudad para conocer el diseño israelí independiente.

Nuria Cortés

Hubo una época en que Gan HaHashmal vivía buenos tiempos. Corrían los años 20 y el barrio nacía en torno a la primera planta eléctrica de la urbe, que es precisamente la que le da nombre. Llegó el movimiento Bauhaus y con su boom la zona comenzó a perder protagonismo, un declive que se acentuó en los 70 cuando la planta cerró. Sus calles se llenaron entonces del ambiente propio de los barrios dejados a su suerte hasta hace unos años, cuando comenzaron las renovaciones y jóvenes artistas llegaron en busca de alquileres baratos. Para saber por qué este área ha vuelto al mapa hay que acercarse hasta la calle Yehuda Halevi. Entre ésta, Allenby, HaHashmal y Derech Menachem Begin se encuentran la mayoría de las tiendas y galerías culpables de su renacimiento.

Una de las primeras boutiques en abrir en el barrio hace siete años fue Delicatessen? (Barzilay, 4), cuya decoración interior ya dice mucho del espíritu trendy del barrio. Justo enfrente de esta tienda de moda femenina se encuentra el LovEAT?, uno de los cafés más populares del barrio, perfecto para tomarse un sándwich mientras se contempla el ambiente de Gan HaHashmal. En la misma calle, en el nº 13, otro escaparate para féminas que no hay que perderse: MorVEyos?, cuyos dos diseñadores trabajaron junto al fallecido Alexander MacQueen. A solo pocos metros (en HaHashmal, 8), otras dos referencias del barrio: Kisim?, muy conocida por la calidad y el diseño de sus bolsos de piel, y Frau Blau?, cuyas originales, optimistas y coloridas propuestas han llevado a los creadores de la marca, Helena Blaunstein y Philip Blau, a recibir ya un premio nacional de diseño.

En la vecina calle Levontin, justo al otro lado del remodelado parque HaSharon y en el nº 6, KerenVeMichal? ofrece diseños a la última, algunos con toques sofisticados y otros más urbanos. En el 13 de la misma calle, Hagar Satat? destaca por sus estilosos trabajos en joyería, que combinan cuero, oro y plata. Para conocer el mundo creativo de los jóvenes artistas plásticos israelíes, en el nº 19 se halla el arte colectivo de la galería Alfred?, orientada a la promoción de estudiantes que acaban de terminar sus carreras. Otra galería destacada es Hanina Contemporary Art? (Y.L. Peretz, 31), una suerte de kibutz artístico propiedad de 14 creadores cuyo objetivo es mostrar el trabajo de jóvenes artistas y creaciones experimentales que no han sido aceptadas en las galerías más conservadoras de Rothschild Boulevard. Y para terminar el paseo, nada mejor que un plato de hummus. En Daddy Gil''s? (Yehuda Halevi, 55) los ingredientes son ecológicos y los panes de pita siempre están recién horneados.

Cómo ir
La compañía Spanair (www.spanair.com) conecta España con Tel Aviv, vía Barcelona, con tres frecuencias semanales y con precios a partir de 140 euros por trayecto.

La ciudad del movimiento Bauhaus
Más de 4.000 edificios convierten a Tel Aviv, conocida como la "Ciudad Blanca", en la urbe con mayor concentración del mundo de este movimiento arquitectónico y artístico nacido en Alemania en 1919 y caracterizado por la simplicidad, las líneas limpias y la ausencia de adornos superfluos. Declarada por ello Patrimonio de la Humanidad, algunos de sus ejemplos más sobresalientes se encuentran en el bulevar Rothschild, como la Casa Dizengoff y la Casa Levin.