Ford Galaxy

Magníficamente acabado y equipado con los últimos sistemas de seguridad, el Galaxy llega pisando fuerte con su práctico diseño interior y su facilidad de manejo en todo tipo de trazados. Divertirse resulta ahora mucho más fácil.

Motor Zeta

Existen marcas, como la que nos ocupa, que están invadiendo el mercado a velocidad de vértigo con nuevos y atractivos productos. El modelo Galaxy, por ejemplo, llegará en septiembre de este año a los concesionarios cargado de suficientes argumentos como para ganarse bastantes adeptos.
Comparte muchos elementos mecánicos con el monovolumen más deportivo SMax y su diseño interior está enfocado hacia familias numerosas. Dispone de tres filas de asientos y siete plazas; los de la primera y segunda fila son individuales. Y si se abaten las butacas de la segunda y tercera fila, el volumen del maletero llega hasta los 2.324 litros, una barbaridad que en oca siones puntuales permite introducir objetos de un notable tamaño. Con todos los asientos plegados tiene una capacidad de carga de 435 litros.
Si lo comparamos con el modelo anterior, el actual es más grande y sobre todo más ancho, lo que le da una aparien cia más dinámica. El frontal se caracteriza por ser muy angulado, lo que, unido al diseño de los faros, le da un aspecto más deportivo y agresivo. El Galaxy se puede solicitar con el Sistema de Luces Adaptables de Ford (AFLS), que giran de acuerdo con el ángulo de la dirección, con un movimiento de hasta doce grados, con el fin de ofrecer una mejor visibilidad en curva. Para las versiones de alta gama, los faros halógenos se sustituyen por los bi-xenon.
Otra de las nuevas características de este monovolumen es el techo panorámico de cristal fijo, que se ofrece como opción. Se extiende hasta justo encima del respaldo trasero de la segunda fila de asientos, proporcionando una agradable sensación de libertad a los ocupantes del vehículo.
La capacidad de acomodar a los pasajeros de la manera más confortable es otra de las virtudes del Galaxy. Además, el acceso al interior es muy limpio debido a las grandes puertas de amplia apertura. Y si los pasajeros van cargados de pequeños objetos (mapas, llaves, gafas, latas...) no van a tener problemas para ubicarlos, puesto que este familiar tiene hasta 31 compartimentos diferentes de carga, con una capacidad total de 110 litros. Muy útil para el verano resulta la guantera refrigerada.
Avisos acústicos
El conductor se encuentra al volante con un puesto de control bastante ergonómico. La consola central es corta y la palanca de cambios montada en el panel de instrumentos se ha elevado 105 mm. para fa cilitar la conducción. Por supuesto, la mayoría de los controles y mandos se han colocado de una manera racional, de tal manera que el conductor tenga que pensar poco a la hora de manejarlos. Como curiosidad, el freno de mano tiene forma de una palanca de puente de mando de un barco.
Por otra parte, ofrece un sistema de avisos acústicos de nuevo desarrollo y clasifica cada sonido de aviso según su objetivo, otorgando un mayor control al conductor sobre los avisos que recibe.