Cómo felicitar las fiestas en siete idiomas diferentes

Ni se felicita igual ni es siempre Papá Noel quien trae los regalos, las navidades se celebran muy diferente en cada país

Beatriz Pérez
 | 
Foto:

Cuando llegan las fiestas navideñas, es común ponerse en contacto con todos los seres queridos, incluso con los que están en otros países y hablan otros idiomas. Ya sea al felicitar las fiestas por carta, WhatsApp o videollamada, hay que tener cuidado con las traducciones literales. Los profesores de la escuela de idiomas Berlitz nos traen expresiones y temas de conversación necesarios para entablar una conversación sobre las festividades en Inglaterra, Francia, Italia, Alemania, Portugal, Finlandia y Grecia.

Inglaterra

El inglés es el idioma extranjero con el que más familiarizados están los españoles. Casi todos aprendieron a decir “Merry Christmas!” en la escuela, pero pocos saben que esta expresión se utiliza más en los Estados Unidos y que en Inglaterra es más común decir “Happy Christmas!”. Por otro lado, una festividad que normalmente trae problemas a la hora de hablar en inglés son los Reyes Magos, ya que sus majestades no se llaman “The Three Magic Kings”, como muchos traducirían, sino que se conocen como “The Three Wise Men” (los tres hombres sabios).

Finalmente, si se le pregunta a alguien por cómo le ha ido la Navidad, probablemente se tenga que hablar de comida. Al hablar con un británico, se necesitará conocer platos como turkey (pavo), bread pudding (puding de pan), brussels sprouts (coles de Bruselas), yule log (brazo de gitano) o mince pies (pastel de frutas especiadas).

Chris Ryan / ISTOCK

Francia

Felicitar las fiestas a alguien de estas tierras es tan fácil como decir un simple “Joyeux Noël!”. Pero en Francia no solo se celebra la Navidad los días 24 y 25 de diciembre, sino que antes ya ha tenido lugar otra de sus festividades. Se trata de la Fête de Lumières, que tiene lugar cada 8 de diciembre y en la que se colocan velas a la virgen y se piden deseos.

En cuanto al menú navideño, este se puede basar en carne o pescado, según la región y la elección de cada familia. En el caso de la carne, se suele tomar foie (hígado de oca) para empezar y después platos como dinde (pavo), poularde (pularda) o canard (pato). En cuanto al pescado, son comunes las huîtres (ostras), saumon fumé (salmón ahumado) y una gran variedad de fruits de mer (marisco).

ugurv / ISTOCK

Italia

Buon Natale!” es como se felicita la Navidad en Italia. Se parece tanto al castellano, que no hay excusas para pasar vergüenza. Algo que se debería tener presente, sobre todo al felicitar la Navidad a los niños, es que en Italia se conoce a Papá Noel como Babbo Natale. Además, el 6 de enero, cuando en España tradicionalmente vienen los Reyes, a Italia llega la Befana, una mujer que se desplaza volando con una escoba y que se cuela por las chimeneas para dejar regalos a los niños.

El menú navideño se basa en pasta al forno (pasta al horno), arrosto (carne asada) o arrosto di manzo (rosbif). También se suele comer mucho panettone, el famoso bollo que contiene pasas, chocolate o fruta confitada y que en los últimos años también se consume en España.

ViewApart / ISTOCK

Alemania

Felicitar las fiestas a un alemán es, sin duda, más fácil por escrito, ya que hay que dominar un poco el idioma para poder pronunciar “Frohe Weihnachten!” correctamente. Lo que más se conoce de las festividades navideñas de Alemania son sus famosos mercados, en alemán weihnachtsmark. En el caso de Alemania, también hay que estar alerta si se habla con los más pequeños, ya que Santa Claus se llama Saint Nicklaus y viaja acompañado por Knecht Ruprecht, personaje que regaña a los niños que no han sido obedientes durante el año.

En cuanto a la comida, el día de Navidad los alemanes suelen comer su famosa kartoffelsalat (ensalada de patatas), weihnachtsgans (ganso asado relleno) o weihnachtskarpfen (carpa al horno).

FamVeld / ISTOCK

Portugal

Con nuestro país vecino compartimos muchas costumbres y tradiciones, y con unos idiomas tan parecidos entre ellos, no resultará difícil felicitar la Navidad con un “Feliz Natal!” y esperar a Pai Natal para que traiga los regalos.

En lo gastronómico, los portugueses suelen optar por el bacalao, el plato nacional, para la cena de Nochebuena. Además, en la mesa no pueden faltar aperitivos como el pulpo y el jamón ibérico. El toque dulce de la cena lo traen los filhoses, que son dulces tradicionales fritos, y el Bolo Rei, un bizcocho relleno de frutas confitadas que sería el equivalente a nuestro roscón de reyes.

gkrphoto / ISTOCK

Finlandia

Tal vez te cueste un poco más la pronunciación del finés y su Hyvää Joulua!” para desear una feliz Navidad. Los días importantes en este país son el 24, 25 y 26 de diciembre, pero desde octubre empieza el periodo de preparación para estas fiestas denominado pikkujoulu (pequeña Navidad). En Nochebuena los más pequeños esperan la visita de Santa Claus que en Finalndia se conoce como Jouluppuki, literalmente ‘cabra navideña’, por ello es tradición colocar una cabra de paja en la puerta de las casas.

El plato más típico en las celebraciones navideñas en este país es el cochinillo, que se acompaña con pescados, guisos y ensaladas. Pero si en algo destaca la gastronomía finesa es en su variada repostería, y el pastelillo más típico es el joulutorttu hechos de hojaldre con mermelada de ciruela y el azúcar glasé. Además, la bebida más tradicional es el glögi un ponche de vino especiado, almendras, pasas y un poquito de vodka.

Jarvna / ISTOCK

Grecia

El 25 de diciembre bajo la felicitación de “Kalá Christoúgenna!” comienza el periodo festivo en Grecia hasta el 6 de enero, lo que se conoce como dodekaímero, es decir, período de doce días. A diferencia de otros lugares, aquí los regalos llegan el 1 de enero, pero no los trae Papá Noel ni lo Reyes Magos, sino Áyios Vasílis (San Basilio), un obispo que, según cuenta la tradición, repartía generosos regalos entre los pobres.

El día de Navidad, uno de los platos más típicos es la yemistí galopúla (pavo relleno), aunque también común el gurunópulo (cochinillo). Para el postre, los dulces navideños más típicos son kurabiédes, parecidos a los polvorones, y las melomakárona, galletas de miel con naranja, canela y nueces. Y el primer día del año, no puede faltar el Vasilópita (pastel de Basilio).

photo_stella / ISTOCK