Explora Turquía sobre ruedas: 5 rutas ciclistas para conocer el país

Las cinco mejores rutas de Turquía para los amantes del ciclismo destacan por sus extraordinarios paisajes y sus comodidades.

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: gorodenkoff / ISTOCK

1. Ruta del valle de Güvercinlik al Museo al Aire Libre de Göreme

Uno de los destinos más excepcionales de Turquía es Capadocia. Además, esta región también es el lugar perfecto para el ciclismo, ya que ofrece siete rutas especialmente creadas para las bicicletas de montaña

Ciclista en ruta, Turquía  | Steve Thomas

La ruta del valle de Güvercinlik al Museo al Aire Libre de Göreme parte del Castillo de Üçhisar, conocido por sus increíbles vistas panorámicas, y sigue el camino atravesando el Museo al Aire Libre de Göreme, el valle de Meskendir y el pueblo de Çavuşin. Este valle, conocido como el de las Palomas en español, es famoso por sus rutas de senderismo rodeadas de una rica vegetación y aporta una nueva mirada a la experiencia del pedaleo con el arrullo de las palomas y sus paisajes pintorescos.

2. Ruta de la Vía Licia a la playa de Maden

La Vía Licia cuenta con más de veinte maravillas naturales y ciudades antiguas como Fethiye, Ölüdeniz, el valle de las Mariposas, la bahía de Kabak, Kalkan, Kaş, Kekova, Demre, Patara, la montaña de Olympos, Çıralı o el cañón de Göynük.

Ciudad antigua de Izmir, Turquía  | imagen de agencia de Promoción y Desarrolo Turístico de Turquía

Diseñada especialmente para las bicicletas de montaña, la ruta de la Vía Licia a la playa de Maden, en el distrito de Kemer de Antalya, es un sendero de 18 kilómetros que se eleva 1.115 metros sobre el nivel del mar y termina en la bahía de Maden, un tesoro mediterráneo que ofrece diversas actividades, como senderismo, natación, buceo, fotografía y excursiones a cuevas. Este itinerario también puede realizarse a pie.

Turquía 'on the road': las 5 rutas más bellas

3. Ruta de la Casa de la Virgen María a Éfeso

Visitar esta zona en bicicleta es una experiencia única. Esta impresionante región, que también alberga el mayor templo dedicado a Artemisa, comienza la ruta para bicicletas de montaña y eléctricas en la Casa de la Virgen María, a nueve kilómetros de Selçuk, y concluye en la antigua ciudad de Éfeso, que data del año 6.000 a.C. y es un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y considerado una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. 

Ciclista en ruta, Turquía  | Steve Thomas

El itinerario parte de una altitud de 414 metros y desciende hasta los 350 metros en cinco kilómetros, llevando a los ciclistas a un viaje inolvidable por la historia: desde un centro sagrado del cristianismo hasta una de las ciudades más importantes de la antigüedad.

4. Rutas de Köyceğiz, Ortaca y Dalaman

En Muğla, el paraíso turístico de Turquía, las rutas de Köyceğiz-Ortaca-Dalaman ofrecen un paseo relajado por su increíble naturaleza. El clima de la zona permite circular durante todo el año y las señales de orientación están dispuestas siguiendo las normas internacionales.

Mugla, Turquía  | imagen de agencia de Promoción y Desarrolo Turístico de Turquía

Así, en 2018 se establecieron 22 senderos en el marco de Eco Trails de los cuales 15 están diseñados para bicicletas de montaña y siete, para eléctricas. Algunos de los puntos por donde pasan son el centro del distrito de Ortaca, el arroyo Dalaman, la playa de İztuzu o la playa de Sarıgerme, con bandera azul e importantes zonas de desove de las tortugas Caretta Caretta.

5. Ruta de los Bosques del Lado Europeo de Estambul 

Estambul ha conquistado a todos sus visitantes durante siglos atraídos por su ubicación única, como punto de encuentro entre Asia y Europa, sus extraordinarias vistas al Bósforo y su infinita naturaleza. La Estambul de hoy en día destaca por su historia, su cultura y su arte antiguo y moderno.

Imágenes de Agencia de Promoción y Desarrollo Turístico de Turquía

Además de las compras y su gastronomía de primera clase, la metrópoli ofrece rutas dedicadas a las bicicletas eléctricas y de carretera. Situados en los bosques de la parte europea, los caminos también abarcan la costa de Anatolia y Europa a lo largo de las aguas del Bósforo. Desde la orilla europea del Bósforo hasta el Bosque de Belgrado, considerado el “pulmón de la ciudad”, los ciclistas pueden disfrutar de una nueva perspectiva de Estambul.