Una estufa portátil de menos de un euro que combate el frio en las terrazas

Por el momento, es mejor verse en exteriores: y con esta solución  te olvidas de pasar frio en las terrazas en invierno

Lucía Martín García
 | 
Foto: SolStock / ISTOCK

Kairo, que traducido significa "fuego en el bolsillo" es el nombre que recibe este método que quizá ya muchos avispados conozcan. Los que no saben aun de qué estamos hablando, estáis de suerte porque la vida, a partir de este momento, va a ser mucho más fácil, bonita y sobre todo calurosa. Hablamos de unos calentadores de bolsillo, que sin duda son un método extremadamente útil y además muy económico de mantener las manos calientes durante los meses de frio. 

El objeto del que venimos hablando no es otra cosa que pequeños sobres que contienen líquido o polvo generador de calor, que ocupan muy poco, para que puedas llevarlos a cualquier parte en cualquier momento. En esta época en la que el coronavirus es el protagonista de todo, hay muchos que renuncian a pasar tiempo en el interior de los bares, prefieren permanecer en la terraza, donde corre el aire y el riesgo de contagio se reduce. El problema es el frio, pasar mucho tiempo en la calle, sentado a casi 0 cero grados es casi un suicidio. Kairo es la solución a este problema. Te contamos como funciona, donde conseguirlo y un poco de su historia. 

AliexPress

Según la web Matcha, especializada en información sobre Japón durante los siglos XVII y XVIII la gente conseguía mantenerse caliente en los meses más áridos a base de calentar piedras, arena o sal y luego envolviéndolo en tela. Este bulto lo colocaban en los bolsillos de sus pantalones o de su abrigo y conseguían mantener el calor. Todo esto hasta que apareció en el mercado el invento Kairo tipo ceniza, hecho con carbón vegetal y ceniza de madera, mezclado y depositado en un recipiente de metal. Ya en el siglo XX, se inventó el hakukin kairo, que utilizaba la reacción científica producida entre el metal platino y el benceno líquido inflamable. Para poder usarlo había que envolverlo en una tela, ya que se calentaba demasiado. A partir de este momento, el uso de este utensilio empezó a ser todo una rutina. 

En 1975 aparecieron los Kairo desechables, que sin duda ahora mismo son el tipo más utilizado y cada vez están presentes en más lugares del mundo. Cada vez son más avanzados y se caracterizan por poseer una película especial que evita la exposición al aire. Cuando se abre el Kairo, se produce una reacción química con el aire y se calienta.

AliexPress

Actualmente hay varios tipos, algunos están diseñados para pegarse directamente en la ropa, mediante una cinta deshiba y desprender calor, otros se pueden llevar dentro de un bolsillo, incluso hay algunos que están creados específicamente para los pies. Lo habitual es que tengan unas dimensiones aproximadas de unos 10x12 cm y que su poder calorífico efectivo dure unas 12 horas aunque hay algunos que alcanzan las 24 y están pensados para que durante esta vida útil tengan una temperatura que oscila entre los 50 y 60 grados dependiendo de la marca y el modelo.

AliexPress

El contra más grande que se le encuentra a este producto, es que al ser deshechable es necesario ir comprando unidades de vez en cuando y en España son un poco complicados de conseguir en tiendas físicas. Pero por internet es sencillo, se pueden adquirir a través de Amazon o Aliexpress, y quizá otras webs de compra de productos asiáticos. El precio de cada unidad oscila entre los 20 céntimos y 1 euro.