Este verano viajamos al Medievo en Navarra

Cada verano, la Comunidad Foral regresa al pasado medieval a través los mercados medievales que se celebran en sus localidades.

Durante los meses de julio, agosto y septiembre, Navarra viaja en el tiempo hasta la Edad Media a través de la celebración de múltiples mercados medievales en otras tantas localidades. Estos mercados medievales se caracterizas por la ocupación de varias calles y plazas con puestos de artesanía y gastronomía, así como de bailes y juglares que impregnan a los visitantes de un ambiente festivo de aroma medieval. Estos mercados suelen ir acompañados por representaciones históricas donde caballeros princesas, juglares, malabaristas, cuenta cuentos, magos y titiriteros son los protagonistas.

El primer mercado medieval de la temporada se celebra en Bargota a mediados de julio, cuando se convierte en la capital navarra de la brujería gracias al brujo Johanes del que se narran increíbles historias desde el siglo XVI. Desde el 17 al 24 de julio Bargota se llenará de estandartes, fardos de paja y muebles antiguos. Además, habrá stands de pócimas de brujería infantil, akelarres y rincones de la inquisición, sin faltar charlas, exposiciones y talleres sobre brujería.

Estella-Lizarra acogerá su mercado medieval del 20 al 26 de julio tras el pregón de inauguración leído por el rey navarro. Esta localidad ofrecerá al visitante durante una semana degustaciones de recetas medievales, actuaciones de juglares, luchas entre caballeros, habilidades artesanales, representaciones callejeras, espectáculos de cetrería, conciertos o cenas medievales entre otros eventos.

La bella Olite, por su parte, celebra su mercado medieval del 7 al 9 de agosto bajo la sombra de su Palacio Real, que fue construido durante los siglos XIII y XIV. El que fue una de las sedes de la Corte del Reino de Navarra, y donde antaño vivían reyes, princesas y cortesanos, acogerá durante estos días combates entre caballeros, cursos de arquería y exhibiciones de aves rapaces.

El último fin de semana de agosto le toca el turno a Artajona en cuyas calles se evocarán los avatares a los que se vio sometida antiguamente.La participación de los lugareños es fundamental ya que, ataviados con trajes de época, dan vida a personajes de importancia histórica y legendaria, conduciendo a los espectadores a revivir tiempos pasados como la toma del Cerco en el enfrentamiento entre agramonteses y beamonteses, las dos facciones nobiliarias que dividieron al antiguo "Reyno".

Uno de los mercados más importantes es el Mercado Medieval de los tres Burgos que se celebra en Pamplona del 5 al 7 de septiembre y que en su 589 aniversario contará con más de 120 puestos de artesanía medieval y gastronomía, además de acoger talleres y muestras de oficios, cetrerías y esquilados, y tabernas medievales.

Por otra parte, la fiesta de los Mercados de Antaño se celebra en Lekunberri el primer domingo de cada agosto. Esta festividad consta de puestos de venta, actividades culturales, artesanía de la zona y actuaciones basadas en la historia local.

El último mercado medieval del año se celebra en Aibar del 2 de noviembre. Esta pequeña localidad es un pueblo auténtico del Medievo con multitud de actividades para los visitantes. Fronterizo con el Reyno de Aragón sobre un cerro de la sierra de Izco llama la atención que sus habitantes sean conocidos como "duendes".