La pasión turca (y urbana): Estambul a través de sus hoteles

Nos imaginamos en estos hoteles elegantes, sofisticados y con la más pura esencia de oriente con los que podríamos vivir una noche de pasión turca.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: D.R.

La más famosa de las ciudades turcas es sensual, magnética y cautivadora. El efecto narcótico que produce su sobredosis de exotismo, unido al caudal de inspiración que derrama su perfil, la convierte en uno de los entramados urbanos más románticos del mundo. Sus elegantes y sofisticados hoteles recogen, más que la esencia de oriente, la sublimación de la pasión turca. 

Hacemos un recorrido para imaginarnos en algunos de los hoteles más espectaculares de la ciudad... ¿Te atreves a soñar? Acompáñanos...

Ciragan Palace Kempinsky 

EL FAVORITO DE LA ELITE

Levantado sobre un palacio otomano del siglo XIX, se trata del hotel preferido por los mandatarios de todo el mundo para alojarse en Estambul. Una elección que no solo se debe a sus lujosas habitaciones, su piscina infinita confundida con las aguas del Bósforo y su estupendo hammam de mármol blanco sino también a su apartado gastronómico, con dos restaurantes que ofrecen lo mejor de la cocina oriental.

Volkan Calisir

Pera Palace

HISTORIA DEL ORIENT EXPRESS 

Indisociable de la historia de Estambul es este hotel centenario que trasciende a su condición de alojamiento para convertirse en emblema. Aquí, en la suite 411, Agatha Christie escribió Asesinato en el Orient Express. Otras habitaciones llevan el nombre de Greta Garbo o Ernest Hemingway, que, entre otros muchos ilustres huéspedes, también descansaron en sus instalaciones de maderas oscuras y brocados brillantes. 

D.R.

A’jia Hotel 

ENCANTO JUNTO AL ESTRECHO

Distinguido como el Mejor Hotel con Encanto de Europa, este alojamiento tipo boutique ocupa una mansión tradicional otomana en la costa asiática del Bósforo, con unos interiores de diseño moderno que contrastan con su arquitectura centenaria exterior. Lo mejor, más allá de la calma que proporciona su ubicación alejada del bullicio, es que las mismas aguas del estrecho se cuelan en las habitaciones. 

D.R.

Ajwa Hotel Sultanahmed

CAPRICHO DE SULTÁN

Alojarse en este hotel en el corazón de Sultanahmed, el casco viejo de Estambul, es darse todo un baño de sensualidad. Sus huéspedes solo pueden sentirse como sultanes entre sus exquisitos muebles de nácar, sus alfombras de seda, sus brocados de mármol, sus techos pintados a mano y sus obras de arte originales. La atmósfera atemporal de sus 61 habitaciones y suites es difícilmente superable.

D.R.

Shangri-la Bosphorus

LO MEJOR DE ORIENTE Y OCCIDENTE

El exotismo de oriente y la sofisticación de occidente se hermanan en este exclusivo alojamiento erigido en un solemne edificio de 1930 y con vistas estremecedoras desde cualquiera de sus habitaciones. A un corto paseo del emblemático Palacio Dolmabahçe, el glamour de sus instalaciones de tonos claros se extiende hasta el Spa, proyectado a la manera de los hammam tradicionales y con una piscina cubierta. 

D.R.

Room Mate Emir

ELEGANTE Y ORIGINAL

Rabiosamente contemporáneo es este hotel boutique con una excelente ubicación al lado de la animada avenida Istiklal y a pocos pasos de la Plaza Taksim, allí donde hierve la vida nocturna de la ciudad, las tiendas, los bares y los restaurantes. Por algo ofrece desayuno hasta el mediodía en un ambiente desenfadado que lo convierte en la mejor opción de alojamiento urbano.

Martin MENDEZ / Ludovic MAGNOUX

Four Seasons at Sultanhamet

CON VISTAS A LA HISTORIA

A un solo paso de Hagia Sophia y la Mezquita Azul, este hotel emplazado en lo que fuera, mucho tiempo atrás, una sórdida prisión, hoy se presenta como el palacio soñado de Las mil y una noches. Su estilo neoclásico, su decoración oriental con azulejos tradicionales y su patio refrescante solo quedan ensombrecidos por las inolvidables vistas que se vierten desde su terraza. 

Paul Thuysbaert