Qué hacer cuando nuestra escala es demasiado larga

Sara Acosta Díaz
 | 
Foto: ISTOCK

Inevitables la mayoría de las veces, a nadie le gustan las escalas de los aeropuertos. Y es que esperar durante horas sin nada que hacer más que dar vueltas por el Duty Free, los restaurantes y otros establecimientos casi siempre carísimos de los aeropuertos del mundo no es plato de buen gusto para nadie.

Pero las esperas ya no tienen por qué ser aburridas. Algunas aerolíneas proponen conocer las ciudades donde tienen su centro de conexión (donde suelen ser las escalas interminables) a través de tours guiados, en ocasiones gratuitos o por módicos precios. Además, de amenizar la escala, es una escusa perfecta para llevarte una primera impresión de la ciudad en cuestión o recorrer tus rincones favoritos de ella.

Y si no queremos salir del aeropuerto por miedo a perder la conexión o simple pereza, también hay aerolíneas que tienen cosas que contarnos. Echa un vistazo a esto: