Entretenimiento, gastronomía e historia, los tres pilares de Lima

La capital peruana, fundada en 1535, se ha convertido en el principal destino culinario de Sudamérica.

VIAJAR
 | 
Foto: DC_Colombia/iStock

Lima es pura vitalidad. Situada en la costa central del país, a orillas del océano Pacífico, respeta su pasado y logra la armonía perfecta entre la tradición y la modernidad de la arquitectura contemporánea. Recorrer sus calles es admirar sus iglesias, museos, palacios, parques y casonas que conviven con edificios modernistas. Pero sin duda, uno de los principales atractivos de la ciudad pasa por la comida. De hecho Lima se ha ganado la categoría de capital gastronómica de Latinoamérica, convirtiéndose en el principal destino culinario de Sudamérica.

Una ruta por Lima debe empezar por su centro histórico, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1988. Durante el paseo, los ojos dirigen su atención inevitablemente a la arquitectura que, entre barroca y renacentista, refleja la larga trayectoria histórica de la que fue la capital más poderosa y rica de Latinoamérica, durante los siglos XVI, XVII Y XVIII. Las edificaciones más peculiares de su conjunto arquitectónico son los balcones, de diversas formas, que representan la época colonial y la época republicana.

En este recorrido a pie por el centro, los turistas tendrán la posibilidad de descubrir algunos de los lugares más emblemáticos entre los que destacan: el Palacio Arzobispal, el Parque Universitario, el Circuito Mágico del Agua y la Plaza Mayor.

Al amplio recorrido histórico y cultural se le suma también un itinerario gastronómico único. Y es que para muchos, la diversidad de Perú queda perfectamente plasmada en los platos de los establecimientos limeños, de hecho, tres de sus restaurantes están incluidos en la lista Resturant 2017 que reúne a los mejores locales en esta materia: Central, Maido y Astrid & Gastón, por este orden.

Al caer el sol, decenas de discotecas, locales de salsa y cotelerías, como La Cachina o el Ayahuasca, abren sus puertas y completan la amplia oferta de ocio de Lima.