El hielo del Ártico se puede fundir en el año 2060

El cambio climático que afecta al planeta parece que se está convirtiendo en un proceso irreversible y las consecuencias pueden resultar nefastas. Un estudio elaborado por el Centro Nacional de Datos sobre el Hielo y la Nieve de Estados Unidos, en colaboración con la NASA y la Universidad de Washington, señala que, según las últimas mediciones, en la actualidad sólo existen 5,35 millones de kilómetros cuadrados de superficie cubierta de hielo en el Ártico, lo que supone un descenso del 20 por ciento con respecto a la media de las dos últimas décadas. Ante estos datos, los investigadores estiman que, de seguir este progresivo deterioro, el hielo que cubre el Polo Norte habrá desaparecido aproximadamente en el año 2060. "Esto traerá graves perjuicios para la fauna en la zona y para el clima en la Tierra. El hielo del Ártico absorbe grandes cantidades de energía solar y, si desaparece, la temperatura del mar se incrementará de forma muy drástica", asegura Mark Serreze, uno de los científicos que ha elaborado este trabajo. Una de las causas principales de este proceso radica en el aumento del efecto invernadero provocado por la contaminación.
Información: www.washington.edu