El fado y el mariachi acompañan al flamenco como Patrimonio Inmaterial

La Unesco ha incorporado a su lista de Patrimonio Inmaterial las músicas más populares de México y Portugal: el mariachi y el fado. También incluye en su relación la fiesta de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí (Valencia) y reconoce la revitalización del oficio de calero en Morón de la Frontera (Sevilla).

Rafael de Rojas

La Unesco ha incorporado a su listado de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad 35 hitos culturales de todo el mundo. La lista se reparte entre 11 nuevos elementos que requieren una salvaguardia urgente, 19 que pasan a formar parte propiamente de la lista del Patrimonio Inmaterial y cinco acciones señaladas en el registro de las mejores prácticas de salvaguardia. En estas dos últimas listas figuran dos tradiciones españolas: la fiesta de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí (Valencia) y la revitalización del saber tradicional de la cal artesanal en el municipio sevillano de Morón de la Frontera. En el primer caso se ha valorado la larga tradición de las procesiones, bailes y torres humanas que ocupan la localidad cada 7 y 8 de septiembre. Además, la web de la Unesco destaca que en este evento, de origen medieval, participa toda la vecindad del pueblo, que los vestidos y accesorios se confeccionan artesanalmente y que las partituras musicales se transmiten de generación en generación.

Por su parte, las acciones de revitalización relacionadas con la cal en Morón de la Frontera y destacadas por la organización incluyen la creación de un centro de etnografía y un museo realizados con la cooperación de artesanos. Morón de la Frontera, además, tiene previsto para el año 2012 la celebración del Congreso Ibérico de la Cal, un acto destinado, como el resto de las medidas, a que no se pierda este oficio y que se ha organizado con la participación de los vecinos y las partes interesadas, tal y como sucede con el resto de las decisiones. Entre las novedades de la lista destacan el fado y el mariachi, las dos principales músicas populares de Portugal y México, respectivamente. La Unesco reconoce así los valores universales de dos expresiones artísticas tradicionales y muy enraizadas en la cultura de sus respectivos países, tal como hizo el año pasado con el flamenco.

La lista contiene también actividades de origen religioso, como las peregrinaciones al santuario del Señor de Qoyllurit''i de Perú, el saber tradicional de los chamanes jaguares del Yuruparí de Colombia o El Sada Shin Noh, el conjunto de danzas sagradas del Santuario de Sada (Shimane, Japón). También en el Patrimonio Inmaterial de la Humanidad se incluyen otras expresiones artísticas, como el duelo poético Tsiattista de Chipre, el Nijemo Kolo, la danza silenciosa del interior de Dalmacia, la práctica del canto y la música beçarac de Croacia oriental o el teatro de sombras chino. Entre las tradiciones reconocidas hay también dos habilidades de la República de Corea: el jultagi (la andadura por la cuerda floja) y el taekkyon, un arte marcial tradicional originario del país. Asimismo, figuran junto a ellos la equitación tradicional francesa y el Mibu no Hana Taue, el ritual del trasplante del arroz en Mibu (Hiroshima, Japón).