El ex entrenador del Barça Terry Venables abre un hotel exclusivo en Alicante

La Escondida es un hotel en Penáguila (Alicante) que acaba de abrir sus puertas tras 18 meses de profunda renovación.

A 30 minutos de Alicante, en Penáguila, se encuentra el hotel La Escondida, propiedad del ex entrenador del Barcelona Terry Venables. Situado sobre una colina a 600 metros sobre el nivel del mar, en los alrededores del parque nacional de la Font Roja, el edificio está rodeado por 200 hectáreas de olivos y bosques de almendros.

La casa principal del hotel fue construida en 1881como pabellón de caza. Tras la reforma, en la que se han conservado elementos originales como azulejos y vigas vistas, cuenta con 10 habitaciones a las que se suman dos suites de madera al borde de un pinar. La decoración interior es de estilo rústico contemporáneo con muebles artesanales a medida fabricados en exclusiva para la propiedad. Además de estas habitaciones, está previsto que en 2015 se inaugure Torre Serena, una pequeña casa aislada del resto del hotel que data del siglo XIII y tiene su propia capilla.

En cuanto a gastronomía, La Escondida posee un restaurante en el que la propia huerta de frutas y verduras del hotel es la protagonista de un menú sencillo y bien presentado.

Para relajarse, el hotel dispone de dos piscinas -una cubierta climatizada y una piscina exterior rodeada de jardines- y de dos salas de tratamientos de spa donde se dan masajes y se realizan peelings y exfoliaciones corporales, además de manicura y pedicura.

Los más activos podrán practicar jogging en una pista que recorre las 200 hectáreas de la propiedad. La Escondida también ofrece a sus clientes la posibilidad de disfrutar de una excursión a caballo con un picnic en plena naturaleza, además de realizar alguna ruta de senderismo o en bici de montaña por el parque nacional de la Font Roja, donde se puede divisar a las aves.

Otras actividades alternativas que ofrece el hotel son sobrevolar la zona en globo, disfrutar de las calas y playas de la Costa Blanca, jugar al golf en alguno de los campos que hay alrededor, pescar a la mosca en el río Serpis, tiro al plato o caza con expertos locales.

El matrimonio Venables se enamoró de España durante la estancia de Terry en el banquillo culé en la década de los 80, y hace 15 años, en una de sus reiteradas visitas a los pueblos de la Costa Blanca, un vecino de la zona les convenció para visitar La Escondida. "Siempre hemos buscado lugares fuera de los trayectos habituales, y la Escondida lo estaba, a pesar de su cercanía con la costa". Terry e Yvette adquirieron el edificio principal y más tarde las tierras a su alrededor para formar lo que hoy es el hotel La Escondida.

El precio de las habitaciones por noche parte de los 125 € con el desayuno incluido.