Dormir y volar: el hotel que simula la cabina de un piloto de avión

La experiencia de alojamiento permite contratar los servicios de un instructor para revivir las maniobras de despegue, vuelo y aterrizaje

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: sibasakijunji

El concepto de hotel-aeropuerto ha dado una vuelta de tuerca con este novedoso experimento que combina el placentero alojamiento en una cama con la magia de un vuelo de avión. Que permite, en otras palabras, dormir y volar a un mismo tiempo.

Se llama Haneda Excel Hotel Tokyu está en el Aeropuerto Internacional de Tokio-Haneda y su aportación ha sido la de incluir la primera habitación del mundo que dispone de un simulador de vuelo en su interior. Una habitación bautizada como Superior Cockpit Room y en la que se puede vivir un logrado viaje comercial.

Vuelo de 90 minutos

La idea es realizar una ruta ficticia que parte del Aeropuerto Internacional de Tokio-Haneda y tiene como destino el Aeropuerto de Itami, en Osaka. Un vuelo dentro del territorio japonés que, dura 90 minutos, durante los cuales los huéspedes atraídos por la aviación tendrán la oportunidad de pilotar la aeronave desde el despegue hasta el aterrizaje. 

Habitación que simula estar de pasajero en el avión | Haneda Excel Hotel Tokyu

¿Cómo es posible? Para vivir semejante experiencia, el hotel ha instalado a tamaño real una cabina de control de lo que sería un Boeing 737-800, es decir, una aeronave de las llamadas de fuselaje estrecho y con capacidad para unos 180 pasajeros.

Paquete de simulación

Pero no todos los viajeros disfrutan de esta aventura de pilotaje por el mero hecho de reservar esa habitación. Además del alojamiento (que cuesta alrededor de 250 euros la noche) habría que contratar el paquete de la simulación (de unos 274 euros, aproximadamente).

A través de los ojos expertos de un instructor, el huésped podrá aprender las principales maniobras de despegue, vuelo y aterrizaje en dos sesiones posibles que van desde las 12:00 a las 13:30 horas y desde las 14:30 a las 16:00 horas.

La habitación que simula estar un avión | sibasakijunji

Terapia para el miedo

Más que una nueva opción de entretenimiento para aprovechar las largas horas de escala en el aeropuerto (algunas terminales ofrecen piscinas, salas de siesta, pistas de tenis…) esta aventura también tiene algo de productiva y enriquecedoras.

Según los expertos, podría ser una suerte de terapia para aquellas personas que sufren el miedo a volar. Con este simulador ( y con las explicaciones de un buen instructor) podrían comprobar el nivel de seguridad de los aeroplanos actuales y las medidas con las que cuentan por si surge algún problema. Eso sí, el resto de la experiencia en este hotel será dormir plácidamente, mucho mejor que en un avión.

¿Volamos?