Dónde están los spas de los aeropuertos de Europa

Relajar los músculos y abandonar el cuerpo al masaje del agua ya es posible en varios de los aeropuertos principales del Viejo Continente.

Nuria Cortés

El spa ha llegado a las terminales para aliviar los cuerpos tensos de los viajeros. Así, entre las puertas de embarque E y F de la terminal de Salidas del aeropuerto Schiphol, en Amsterdam, se encuentra Back to Life (www.backtolike.nl), que ofrece un masaje acuático al cliente sin que éste se tenga ni siquiera que quitar la ropa gracias a una cobertura impermeable que cubre su cuerpo mientras 36 chorros de agua lo masajean durante el tiempo elegido, que va desde cinco minutos (10 €) hasta 20 (27,50 €). El bañador sí es necesario en el Cowshed del Virgin Clubhouse lounge, situado en el aeropuerto londinense de Heathrow y al que sólo se puede acceder si se viaja con esta compañía inglesa. Por 80 € el spa ofrece tratamientos faciales, masajes, una piscina de hidromasaje, una sauna y seis cabinas de duchas con chorros de agua. Por su parte, el Molton Brown Travel Spa, en las terminales de Salidas 1 y 4, propone duchas de hidroterapia.

Para disfrutar de un baño de relax en Múnich hay que ir al Fit Fly Spa del Kempinski Hotel Airport München (www.kempinski-airport.de), entre las terminales 1 y 2. Por 22 € se tiene acceso a la piscina climatizada, la sauna, el baño turco, el jacuzzi y el gimnasio. Por su parte, en el aeropuerto de Madrid-Barajas, la línea de wellness de la cadena NH Hoteles Elysium Spa cuenta con tres centros en las terminales T2, T4 y T4 Satélite.