Dismaland, el siniestro parque de atracciones de Banksy

El artista urbano Banksy parece haber dejado de lado sus populares grafitis para dar vida a un nuevo proyecto con la misma carga crítica que los anteriores pero con un formato radicalmente distinto.

Lucía Blázquez Vizuete

La nueva aventura en la que se ha embarcado Banksy es Dismaland, un siniestro parque de atracciones situado en Weston-Super-Mare (Reino Unido) y construido sobre los cimientos de Tropicana, en centro abandonado desde hace 14 años.

Desde el primer momento, los visitantes de este escalofriante lugar, podrán comprobar el doble rasero con el que todo está dispuesto en Dismaland.

En la misma entrada, serán sometidos a un exhaustivo y exagerado control de seguridad por guardias con uniformes ridiculizados que revisaran varias veces hasta el más mínimo detalle. Y, nada más adentrarse en el parque, un altavoz se encargará de advertirles: "Bienvenidos a Dismaland... la vida no es siempre un cuento de hadas".

Los propios empleados del parque mantienen una actitud triste y deprimida. En vez de ofrecer sonrisas, regalan globosdonde se lee"Soy un imbécil" y mandarán callar a todo aquel que se ría.

Aquí, el emblemático castillo de los parques Disney se cae a cachos, la carroza de la Cenicienta aparece accidentada y ella yace en el suelo mientras es fotografiada por varios paparazzi, hay carteles que anuncian"Perritos calientes gratis para cualquiera que adivine de qué animal está hecho"e, incluso, se pueden pilotar balsas de inmigrantes subsaharianos en un intento desesperado por encontrar algún puerto europeoque los quiera recibir mientras se esquivan los cuerpos ya ahogados en el agua.

En Dismaland nada está hecho al azar y todo forma parte de una crítica hacia el consumismo, el poder, la autoridad, los bancos, el maltrato animal, las políticas migratorias , el capitalismo y la sociedad en general.

Pero su impactante puesta en escena y sus atracciones no es lo único que ofrece este peculiar parque. Sus visitantes podrán disfrutar de un total de 68 obras de arte, 10 de Banksyy58 de varios artistas de 17 países diferentes. Entre ellos se encuentran algunos internacionalescomo Damien HirstoJenny Holzer y otros muchos desconocidos que cuentan con la misma importancia en esta exposición que los grandes nombres.

Las puertas de Dismaland se abrieron el pasado sábado 22 de agosto y permanecerán así hasta el 17 de septiembre. La entrada cuesta 3£ -poco más de 4€- y los niños menores de cinco años entran gratis.

No es la primera vez que Banksy ataca a la compañía Disney. En 2005, colocó en el recinto de la atracción Thunder Mountain de Disneyland, en California, un maniquí vestido con un mono naranja. Y en 2011 creó para Greenpeace una pintura en la que se representaba a los personajes de El Libro de la Selva a punto de ser ejecutados. Además, hay motivos para creer que en el pasado el artista hizo pintadas sobre anuncios de la compañía Disney.

Pero lo cierto es que esta creación es una clara burla a las instalaciones del gran grupo. Este hecho no solo se hace notar en cada rincón del parque ni en el parecido de los nombres, sino que en la página web de Dismaland existe un mensaje directo para Disney: "Seprohíben estrictamentepinturas en aerosol, rotuladores, cuchillos yrepresentantes legales de la CorporaciónWaltDisney".

// Outbrain