Disfrutar del lujo mientras se come

La comida es más que razonable, naturalmente, pero en estos restaurantes la gracia es el inigualable marco lujoso en que se encuentra. El hotel más exclusivo de todo el mundo está en Dubai, concretamente es el Burj-Al-Arab (Po Box 74147. ? 971 4 3 177 77 y en www.burj-al-arab.com), el único establecimiento de "siete estrellas" que dispone de un restaurante submarino, el delicioso Al Mahara. Tampoco está mal comer a bordo del Queen Elizabeth , sobre todo en el Queens Grill Restaurant, el más chic de este barco tan glamouroso (www.cunard.com). Pero para lujo salvaje hay que irse al Turandot en Moscú, concretamente en el 26/5 de Tverskoi Boulevard (? 74 59 739 00 11), con 650 metros cuadrados de mármoles de todo el mundo, en un ambiente de palacio barroco impresionante. En cuanto al restaurante más caro, hay diferentes versiones. Por una parte, la revista Forbes en su última lista del 2006 le da el honor al restaurante japonés Aragawa (2-15-18 Nakayamate. Dori, Shinbashi. Tokio. ? 81 3 35 91 87 65), especializado en carne de Kobe, con una media de 300 dólares por persona, que no parece mucho frente a los 700 que hay que pagar para comer en el prestigioso restaurante Mibu, también en la capital japonesa, donde el famoso cocinero Hiroyoshi Ishida sólo tiene una mesa con ocho comensales a los que atienden cinco cocineros con dos horas de ritual rodeados de reliquias y antigüedades.