Diez consejos para contratar un viaje combinado... y para anularlo

El viaje combinado cuenta con una legislación rigurosa donde se expresan los derechos y deberes tanto de la agencia como del cliente. Conviene resolver las dudas con antelación para evitar sorpresas.

Virginia Nieto-Sandoval

1. ¿Qué se considera un viaje combinado?
Es aquel en el que se proporcionan dos de los siguientes elementos: transporte, alojamiento y/o otros servicios no accesorios, por un precio global. Su duración deberá superar las 24 horas o incluir al menos una noche de estancia.

2. ¿Qué información debe poner a disposición del cliente la agencia de viajes una vez confirmado el contrato?
La agencia de viajes tiene la obligación de facilitar al cliente, por escrito y con el tiempo necesario, las condiciones generales y los detalles del contrato específico del viaje: horarios, lugares de escala, enlaces, categoría del medio de transporte elegido, datos y teléfonos de la agencia o de otro organismo local de auxilio en destino.

3. ¿Qué servicios no están incluidos dentro del precio del viaje combinado?
Visados, tasas de aeropuerto y/o tasas de entrada y salida, certificados de vacunación, extras como cafés, vinos, licores, aguas minerales, regímenes alimenticios especiales -ni siquiera en los supuestos de pensión completa o media pensión, salvo que expresamente se pacte en el contrato- , servicios de hotel opcionales y, en general, cualquier otro servicio que no conste específicamente en el contrato.

4. ¿Qué es la solicitud de reserva?
Es la solicitud realizada por el cliente mediante la agencia de viajes, que se compromete a realizar las gestiones oportunas para obtener la confirmación de la reserva con arreglo al número de plazas disponibles y al período solicitado.

5. En el acto de inscripción de la reserva, ¿qué porcentaje hay que pagar respecto al importe total?
En el momento de inscripción de la reserva la agencia podrá reclamar al consumidor el depósito de una suma equivalente, como máximo, al 20 por ciento del precio del viaje reservado.

6. ¿Cuándo puede el cliente desistir de la reserva sin tener gastos de cancelación?
El cliente puede desistir antes de la confirmación de la reserva, momento en el que se le devolverá la suma depositada, deducidos, en su caso, los gastos de gestión que figuren en las condiciones de la agencia como imputables.

7. ¿Qué ocurre si la agencia cambia los servicios inicialmente contratados?

Si antes de la salida se modifica algún elemento esencial del contrato, la agencia deberá ponerlo en conocimiento del consumidor para que este pueda rechazar el contrato sin penalización alguna o acepte la modificación del contrato en el que están las variaciones ya introducidas.

8. ¿Cuáles son los gastos que el consumidor asume si cancela el viaje?
La ley determina los porcentajes sobre el precio del viaje que el consumidor deberá asumir, en función de la antelación con la que se cancele el viaje (5% si el desistimiento se produce con más de 10 días y menos de 15 a la fecha del comienzo del viaje; 15% entre los días 3 y 10, y de un 25% dentro de las 48 horas anteriores a la salida).

9. ¿Cómo se puede evitar hacer frente a los gastos de cancelación?
Con la contratación de un seguro de anulación el cliente no tendrá que asumir los gastos que se generen por la cancelación del viaje contratado, siempre que la causa se encuentre cubierta.

10. ¿Siempre es posible contratar un seguro como complemento del viaje combinado en la misma agencia de viajes?
Sí, la agencia tiene que informar de la posibilidad de contratar un seguro que cubra gastos de cancelación, o un seguro de asistencia que cubra gastos de repatriación o traslado al lugar de origen, en caso de accidente o enfermedad.