Diez consejos para ahorrar tiempo y dinero en la reserva de un hotel

Pasar unos días de descanso en un hotel es una opción vacacional muy extendida, pero al efectuar la reserva conviene conocer algunos detalles y conceptos para evitar que nada ensombrezca las deseadas vacaciones.

Carlos Perelló, con la colaboración de InterMundial
1. ¿Es mejor realizar las reservas en el último momento o con mucha antelación?

Cada vez más nos encontramos con que los hoteles publican ofertas y precios especiales por reservas anticipadas, por lo que si ya tiene decidido el destino y las fechas para la estancia, es recomendable intentar beneficiarse de estas tarifas especiales que premian la antelación.

2. ¿Puedo modificar las fechas de la reserva si la hago con mucha antelación?

En venta anticipada, posiblemente tenga alguna penalización por cambiar las fechas. En cambio, las tarifas normales no suelen ser tan restrictivas salvo por temas de disponibilidad.

3. ¿Y si finalmente no puedo ir y tengo que cancelar mi reserva?

Cada hotel marca su política de cancelación y debe informar de la misma al efectuar la reserva. Es habitual que se aplique el coste de la primera noche como gasto de cancelación.

4. ¿Hay alguna forma de prevenir estos gastos de cancelación?

Sí, con un seguro que garantice el reembolso de los gastos de cancelación en caso de no poder realizar el viaje por algún motivo justificado.

5. ¿Qué sucede si, tras haber reservado en un hotel, el establecimiento en cuestión me indica que hay "overbooking"?

Un hotel no debe contratar plazas que no pueda ofrecer, pero esta situación a veces se da. El hotel debe proporcionar alojamiento en otro establecimiento de la misma zona de igual categoría o superior, o devolver el dinero.

6. ¿Qué ocurre si tengo que abandonar la habitación antes de tiempo?

Al igual que en la política de cancelación, el hotel establece su política de devoluciones en estos casos, por lo que puede ser muy diversa, desde la devolución de las noches no disfrutadas a la retención de las mismas.

7. ¿Qué puedo hacer si al llegar a un hotel descubro que las características reales difieren de las que me informaron?

Tiene derecho a exigir a la agencia (en caso de que lo haya reservado a través de una) un cambio de hotel o una indemnización. Si no dispone de los servicios o no está ubicado donde se publicaba, es necesario identificar si el error ha sido de la agencia o ha sido el propio hotel el que no daba la información correcta para saber a quién reclamar.

8. ¿Y si contraté la habitación con una serie de servicios incluidos en el precio y luego me indican que debo pagarlos?

Toda publicidad, descripción e información de servicios que no se ajusten a la verdad, y que puedan inducir a engaño o confusión, se consideran por ley infracción grave en materia de consumo. Puede pedir la hoja de reclamaciones, dejar constancia de su queja y presentar una copia de la misma en la oficina de consumo de la Comunidad Autónoma donde esté el establecimiento hotelero, junto con la documentación donde figure la gratuidad del servicio ofertado.

9. ¿Qué hago si sufro un accidente estando en el hotel?

Si se ha producido por negligencia o incumplimiento de las medidas de seguridad del establecimiento, puede reclamar una indemnización por daños y perjuicios a través del libro de reclamaciones, o bien entregando un escrito en recepción donde figure el sello y la firma que atestigüe que ha sido recibido junto con el resto de la documentación necesaria.

10. ¿Está cubierto el robo si dejo mis objetos de valor en la caja fuerte?

Los únicos hoteles obligados a instalar cajas fuertes en cada habitación son los de cuatro o cinco estrellas. Si se produjera un robo, el hotel sólo se hará cargo de los objetos de valor o el dinero allí depositado si se ha realizado previamente una declaración del valor los mismos, siempre y cuando haya sido reconocida y firmada por el hotel y el huésped.

Y además...

• Los hoteles están obligados a entregar una hoja donde figura el nombre y la categoría del establecimiento, el número o la identificación, el precio y las fechas de entrada y salida. Conserve dicha hoja firmada por usted.

• Si viaja a través de una agencia, conserve el programa: la información contenida resulta vinculante y de obligado cumplimiento salvo que los cambios se hayan comunicado por escrito o figuren en el mismo.

• Un seguro de viaje cubre la cancelación y posibles incidencias médicas o relacionadas con el equipaje.